Primero lo nuestro

SEP, 23, 2011 | - Por Katherine Andrade Gallardo

Todos los años, por estas fechas, comienza el ajetreo en los planteles educativos para organizar los paseos de fin de año.

Claro, todo se organiza fuera del plantel, porque al interior está prohibido a profesores y rectores encabezar dichas actividades (efectos de la Revolución). Pero, a lo que voy.

 El problema fundamental radica en la mentalidad de nosotros, los ecuatorianos, de darle mayor valor a lo extranjero y dejar en un segundo plano a lo nuestro. En esto sí coincido con la Revolución en su gran campaña: ‘Primero lo nuestro’.

A los muchachos de hoy se les escucha hablar de destinos turísticos como San Andrés, Cartagena, Punta Cana y muchos más.

Yo me pregunto y les pregunto si conocerán, por ejemplo: Las Ruinas de Ingapirca, en Cañar; La gruta de la paz, en Carchi; el bosque Polylepis, también en Carchi; el Bosque Petrificado de Puyango, entre El Oro y Loja; los manglares más altos en Esmeraldas; la cascada San Rafael, la más grande de Ecuador, entre Sucumbíos y Napo; el Santuario de las Cascadas, en Mindo; las Islas Galápagos, entre otras maravillas que tiene nuestro país.

Les aseguro que ni el 50% conoce nuestro país. Pienso que desde las aulas los maestros deben inculcar y motivar en los chicos el amor a nuestro país. Qué hermoso es llegar a Colombia y México (por citar dos ejemplos rápidos) en donde su gente valora lo que tiene.

Claro, para los operadores turísticos es buen negocio vender paquetes al exterior. Pero vayamos a pensar si estamos cumpliendo con el llamado gubernamental “Primero lo nuestro”. También debemos fijarnos si todos los bolsillos.

Si hablamos de un bachiller, está de por medio los derechos de grado, el traje para su incorporación, la cuota para la fiesta de gala, el anillo de grado, entre otros gastos que, con el tiempo, se han ido sumando a la interminable lista de fin de colegio.

Hay padres de familia que en verdad cuentan con respaldo económico para dar gusto al hijo/a, pero la gran mayoría no lo tiene. Aquellos chicos que no podrían ir al tour extranjero se sienten mal y tendrán que conformarse con lo que sus padres buenamente pueda satisfacerles.

Es momento de reflexionar y acoger una sana sugerencia...primero lo nuestro.

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]