Secciones   /   Cómic

Neil Gaiman: El que resucitó a ‘The Sandman’

AGO, 25, 2012 |

Escritor. Neil Gaiman, el literato de las historietas.
DAVID ALMEIDA GARCÍA

Nunca, desde que era niño, ha dejado de leer. En una de sus biografías, se dice que los padres de Neil Gaiman tenían que buscarlo cinco minutos antes de salir a cualquier lugar y quitarle el libro que tenía en sus manos.

Ese noble hábito le convirtió en un estupendo escritor con los años y ahora, entre otras cosas, es el resucitador del entrañable cómic ‘The Sandman’.

Gaiman, hoy de 51 años, es el fiel ejemplo de que los sueños se cumplen si uno es perseverante y creativo, pues este periodista, que con los años ha hecho un nombre en el noveno arte, tuvo que sufrir rechazos para que sus relatos logren ser publicados.

Literato del cómic

Estamos convencidos de que este calificativo le da justicia a Neil Gaiman, quien para muchos no es un guionista de cómics, sino un creador a carta cabal que utiliza los elementos clásicos de la literatura y el relato y los adapta a los libretos de las historietas. El resultado indiscutible está en la serie ‘The Sandman’, para la DC Cómics. En números posteriores hablaremos de esta genial historia, en un seriado en esta misma página.

Volviendo al maestro Gaiman, debemos decir que este soñador, escritor, guionista de televisión, articulista, director de cine y poeta es un gran contador de historias (disculpen la reiteración), sobre todo cuando ‘cae’ en la fantasía y ciencia ficción, dos ‘terrenos’ que los conoce y maneja a la perfección.

Moore le cambió la vida

Neil Gaiman nació el 10 de noviembre de 1960 en Portchester (Inglaterra). De niño leía novelas de C. S. Lewis, J. R. R. Tolkien, Roger Zelazny o Gilbert K. Chesterton… También leía cómics pero en la adolescencia les perdió el interés. Decía que eran muy superficiales, hasta que conoció al guionista de historietas Alan Moore (el gurú del noveno arte), en 1984.

En 1982, Gaiman ya tenía relatos, pero sufrió el rechazo de varias editoriales, hasta que se convirtió en periodista y con su talento ganó notoriedad en este oficio; sin embargo, su reencuentro con el cómic, al que denostó por algunos años, fue grandioso (le cambió la vida) cuando entrevistó a Alan Moore, a quien le preguntó cómo se hacía guiones de historietas.

El maestro le dio las suficientes pautas y Gaiman, después de algunas semanas de esa entrevista, le envió un libreto a Moore, quien se lo devolvió con algunas correcciones y sugerencias. Gaiman reconoció el favor y volvió a enviarle el libreto con las correcciones y Moore le devolvió con el siguiente mensaje: “Este es un guion del que yo me sentiría orgulloso”.

Aquel guion (‘The day my Pad went mad’) nunca llegó a publicarse, pero Moore utilizó algunas ideas para el número 51 de la serie ‘Swamp Thing’ (‘Home free’).

Escritor de cómics

Gaiman consiguió publicar su primera historia en el número 488 de la revista 2000AD y comenzó a colaborar en varias publicaciones. Una de ellas era la antología Borderline, que nunca llegó a ser publicada pero en la que conoció a Dave McKean, dibujante con inquietudes similares a las suyas.

Juntos iniciaron en 1985 con ‘Violent Cases’ (editada por Escape), una colaboración que aún continúa y que ha dado las mejores obras de cada una de sus respectivas carreras.

Salvador de ‘Sandman’

En 1987 DC Comics encargó a Gaiman y McKean la miniserie ‘Black Orchid’ (‘Orquídea negra’), renovación de un viejo personaje semiolvidado. Tanto la editorial como los autores quedaron satisfechos con el resultado y, en una convención en Londres, Gaiman comentó a Karen Berger (la editora de ‘Black Orchid’) varias ideas para la renovación de otros viejos personajes de la editorial. Sandman fue uno de ellos.

Dos meses después recibió una llamada de Karen: “Queremos que hagas una serie mensual. ¿Qué personaje te gustaría hacer?”, Gaiman respondió que quería hacer una serie de terror. Dos semanas después Karen volvió a llamarle para decirle que no era posible y le sugirió que se encargue de 'The Sandman'. Gaiman aceptó y pidió a McKean que le colabore con los dibujos.

Karen también le dio mucho poder a Gaiman al decirle: “Mantén solo el título. Cambia todo lo demás”.

Así, Gaiman resucitó a ‘The Sandman’ con una serie que, en principio, iba a ser de 10 números para después quedar en 25. Al final DC habló de 50 y Gaiman hizo de 75, no más. Este acuerdo ha sido respetado y ‘The Sandman’ es un clásico del cómic de terror y fantasía que es inigualable.



‘The Sandman’, una ‘probadita’

La serie arrancó con un número especial de 40 páginas en enero de 1989.

La historia se titulaba ‘El sueño de los justos’ y mostraba la captura por error de Morfeo, Señor de los Sueños, llevada a cabo por Roderick Burgess y su hijo Alex en 1916, quienes intentaban en realidad capturar a la Muerte para conseguir de ella la inmortalidad.

Morfeo permanece encerrado durante más de 70 años hasta que logra escapar y volver a su hogar, no sin antes vengarse de Alex Burgess (su padre había fallecido en 1947) en una de las represalias más terroríficas que se recuerdan en un cómic. Todo esto se contó –con detalles y circunstancias espeluznantes– en 10 números, pero vinieron 65 más.

EL DATO
La colección completa de ‘The Sandman’ ha sido recopilada en 10 tomos, best sellers perennes, algunos de los cuales llevan hasta la fecha más de 10 ediciones, con unas ventas totales de más de 7 millones de ejemplares.


Gaiman con ‘The Sandman’ ganó el World Fantasy Award a la Mejor historia corta, convirtiéndose en el primer cómic que obtiene un premio literario.
Historieta. ‘The Sandman’ es considerado uno de los cómics más geniales, a partir de que Gaiman se hizo cargo de este.