Skaters buscan otro lugar en Quito

JUN, 12, 2013 | 09:39

ACTIVIDAD. Agilidad y adrenalina son los ingredientes que conforman a los skaters.

La pista de skate del Parque La Carolina provoca reacciones encontradas para Mónica Hidalgo, de 46 años de edad. Ese fue el lugar donde hace 25 años se enamoró de Santiago Abarca, su novio skater, quien ahora es su esposo.


Actualmente, cuando lleva a sus hijos, Emilio, de 16 años, y William (13), a este espacio de recreación, sólo siente decepción. “Practicar skate sigue siendo un crimen”, dice apenada, “si no es aquí, en cualquier otro lado corren el riesgo de que los vecinos, guardias de seguridad o incluso los policías los molesten por patinar en lugares no permitidos”, acota.


Estos lugares prohibidos incluyen garajes privados o públicos, la calle, ciertas aceras y cualquier jardinera, bordillo, rampa o barandal. Y, sin embargo, cada vez más hay mayor presencia de skaters, quienes utilizan la ciudad para practicar su deporte.


“En muchos lugares no nos dejan patinar, hay que pedir autorización. Es un deporte donde hay saltos grandes y bastante ruido. Entonces, mucha gente se asusta, piensan que ‘estos pelados se van a matar aquí’ o tienen miedo de que destruyamos la propiedad privada”, cuenta David Holguín (33), quien practica este deporte hace 18 años.


Para el concejal Freddy Heredia, justamente, esta toma de la ciudad por parte de los skaters es la que ha dado forma a este deporte extremo en la urbe. “Han ocupado lugares ilustres de la ciudad, plazas, calles”, dice Heredia, “y eso es lo que los ha caracterizado”.


No sólo eso, el concejal, quien viene trabajando muy de cerca con grupos de skaters, explica que no se les puede prohibir a los patinadores ocupar el espacio público, cualquiera que éste fuere. “La Constitución establece que los jóvenes tienen plena libertad de uso de la ciudad”, subraya.

 


Un lugar propio

Pero, a pesar de “habérselas arreglado” para practicar su deporte, los skaters reconocen que necesitan una área propia, construida especialmente según sus necesidades.


“No es sólo el sitio, es saber que la ciudad reconoce al skate como un deporte, y que así como hay canchas de fútbol y básquet en los parques, nosotros también necesitamos un sitio para nosotros”, dice Leonardo Rosales, de 22 años.


Y aunque muchos aficionados, al igual que los hijos de Mónica, utilizan la pista del Parque La Carolina, el circuito necesita una inmediata renovación.


“Es algo que nos han venido ofreciendo durante años. La pista se encuentra deteriorada por el paso del tiempo y por su uso, pero también porque nadie se ha preocupado de darle mantenimiento”, asegura Rosales.


A este sitio asiste un estimado de 500 personas a la semana, convirtiéndose en el mayor espacio de concentración de estos deportistas, quienes reclaman por mejoras.


“Hay grietas en toda la pista. Eso, durante una maniobra, puede ser extremadamente peligroso. Yo ya daño dos skates aquí, y los skates son caros; pero también he tenido amigos que se han caído por culpa de la condición de la pista”, explica David Amores, de 22 años.


Los skaters coinciden en que Quito es merecedora de un parque de skate como toda gran capital.


“Necesitamos un parque de vanguardia, moderno, como los que existen en otros países. Ahora hay mucha gente que practica esta disciplina, ya no somos una minoría”, reclama Holguín.
 



Discriminación injustificada

° Otro problema que sufre esta comunidad es la continua discriminación. Según Leonardo Rosales, el hecho de practicar este deporte, sumado a su apariencia, los ha convertido en objeto de supervisión continua, desaprobación tácita e incluso hostigamiento por parte de guardias de seguridad, propietarios de negocios y personas ordinarias.


Esto, a pesar de que sus conocedores aseguran que es un deporte que ejemplifica “valores como espíritu deportivo, dedicación, perseverancia y determinación”, tal como lo reflexiona Alexis Velasteguí, exskater y actual propietario de una tienda dedicada a este deporte.

 



Proyectos pista de skate
Estado


°Remodelación de la pista La Carolina: intervención aprobada. Falta visto bueno al presupuesto.


°Área skate Parque de las Diversidades. La construcción iniciará este año.


°Pista skate Colegio Amazonas. Proceso de diálogo con skaters de la zona.


°Pista skate Parque Bicentenerio. Alcalde mostró su conformidad con la propuesta, aún no existe proyecto oficial. 

COLUMNISTAS