Libro relata la criminalización

MAR, 06, 2016 |

AUTORA. El lanzamiento del libro contó con organizaciones sociales.

Este trabajo inició con el recogimiento de datos, versiones, detalles del proceso y las figuras legales con las que fueron acusados los comuneros de Dayuma en 2007, cuando según el libro lo relata fueron golpeados por militares en su propio territorio.


Karla Kalapaqui, autora del libro, ahora dice que aunque solo constan casos desde el 2007 hasta el 2015, el libro se encuentra abierto a otros casos que a su criterio se siguen agudizando en el gobierno de Rafael Correa.


Además que se contempla las figuras por las que fueron acusados varios de los dirigentes, sabotaje y terrorismo, rebelión, hurto, obstaculización de la vía pública, paralización de servicios públicos e inclusive tráfico ilícito de armas de fuego, armas químicas, nucleares y biológicas.


“La mayoría de éstos dirigentes son campesinos, obreros, maestros, comerciantes, transportistas que pese a tener juicios no se han rendido en la lucha por cada sector”, dijo.


Explicó que en su investigación la mayoría de denuncias las ha iniciado el Estado seguido de denuncias de empresas mineras y trasnacionales petroleras.


En su investigación que la realizó en todo el país, logró conocer el impacto que la criminalización de la protesta social logra en la persona y en su entorno.


“Se trata de padres de familia que en muchos casos por cumplir una condena del Correísmo debieron dejar a sus hijos, perdieron su trabajo o deben presentarse cada mes para evidenciar su permanencia en el país”, añadió. En total se reportaron algo más de 700 casos de lo que a su criterio se pretende criminalizar la protesta social.


Kalapaqui insistió que el libro se encuentra abierto y que continuarán recopilando información pues la intención es que se los conozca en organismos internacionales, pero sobre todo que sean los ecuatorianos que tengan la conciencia de la situación que el país enfrenta.


La activista social relató su experiencia al ser una de las mujeres agredidas por la guardia del presidente Erdogan, en su visita a Ecuador, “nos golpearon en las partes íntimas, todo eso frente a la mirada atónita de la Policía Nacional y de los militares”.


En este caso está por definir a donde se enviará el informe para que organismos de defensa puedan conocerlo. (MG)