Hna. Clare Crocket

ABR, 23, 2016 |

Hna. Clare Crocket

 

 

Nació en Derry (Irlanda del Norte) hace 33 años; falleció en Playa Prieta (Ecuador) hace pocos días, en el terremoto. En un resumen de su vida contaba que venía de una familia católica en lo político, sin prácticas ni convicciones: “Dios no tenía ningún papel en mi vida”. Desde muy niña su ilusión era ser actriz, ya a los 15 años ingresó a una compañía de teatro; incursionó en la televisión como presentadora, actuaba en diferentes medios, ganó premios, tuvo un pequeño papel en una película, escribía teatro. Para ella, después de la actuación, lo fundamental era divertirse los fines de semana con los amigos, borracheras incluídas, nunca ahorró un centavo.


Hasta que un buen día una amiga le preguntó si quería ir gratis a España; ella pensó: ¡“España, sol, fiesta, botellón!”. Pero tuvo una decepción: se trataba de un grupo de peregrinos, organizados para rezar a la Virgen en un monasterio del siglo XVI. Pero allí sintió el primer llamado a servir a Dios en el prójimo. No hizo caso, siguió en lo suyo. Grababa una película y reconoció su infelicidad a pesar de ver cumplidos sus sueños iniciales. Se sentía vacía. “Sabía que solamente haciendo lo que Dios quería para mí sería realmente feliz. El Señor me mostró cuánto hería su Sagrado Corazón mi estilo de vida alocado. Sabía que tenía que dejar todo y seguirle. Sabía con gran claridad que me pedía confiar en Él, poner mi vida en sus manos y tener fe”.


El 8 de septiembre de 2010 hizo los votos en la comunidad de las Siervas del Hogar de la Madre, con el nombre de Clara María de la Trinidad y del Corazón de María. En las fotos y videos se la ve contenta, con una sonrisa permanente, moviéndose con soltura, sin complejos, pero sobre todo alegre, feliz. Una de tantas vidas ignoradas por los grandes medios de comunicación, trunca, pero completa. Sembró luz, vale la pena no olvidarla como se han olvidado a dos religiosas que vivieron un tiempo en Manabí en el siglo XIX: Santa María Bernarda Bütler y Beata María Caridad Brader. Aquí las recordamos: Tres monjitas entregadas a los más pobres y abandonados.

 


cfreile@lahora.com.ec

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más Noticias De Opinión

Después, solo la Historia dirá

00:15 | | El 24 de mayo de 1822 en las faldas del volcán Pichincha, la derrota española por las tropas independentistas de Antonio José de Sucre, aseguró la independencia de la entonces Real Audiencia de Quito.

El Ministerio fallido

00:10 | | El runrún de pasillos anunció que a Raúl Pérez Torres se le acabaron los días en el Ministerio de Cultura y Patrimonio.

¿Democracia?

00:05 | | En el planeta se busca “la democracia” como modelo de coexistencia humana, que implica un gobierno que “representa” al pueblo, respeto a los derechos, creación de leyes para preservar la libertad e impulsar justicia social.