‘Ambato no ha crecido con orden’

ABR, 25, 2016 |

SITIO. Estas casas están construidas en una ladera en San Vicente.

Las construcciones clandestinas en quebradas y en laderas, que bordean principalmente Ficoa, Miraflores y Atocha, aumentan la vulnerabilidad de Ambato ante cualquier desastre natural.


Estas edificaciones ponen en riesgo a la ciudad, ya que si se atravesaría un sismo de la magnitud del terremoto ocurrido el pasado sábado 16 de abril en la Costa, una gran cantidad de construcciones se vendrían abajo, así lo manifestó Francisco Mantilla, director del departamento de Obras Públicas del Municipio.


El uso y abuso del suelo en las construcciones clandestinas han provocado un desorden dentro de Ambato. Mantilla agregó que “la ciudad no ha crecido con orden, no se ha tenido una visión de futuro, si recorremos calles cercanas nos damos cuenta que es totalmente desordenada”.


Desde el centro de la ciudad se pueden observar a sus alrededores las lomas y laderas que muestran la inseguridad en que se han levantado casas e incluso edificios, empleando materiales de mala calidad y sin un control técnico.


Mantilla indicó que en Ambato hay un gran número de construcciones que son nuevas y se han hecho en lugares inadecuados. Existiría un alrededor de 300 casas mal construidas. “Solo en la calle Olmedo deberíamos tumbar 30 casas”, manifestó el Director.

Para tener en cuenta
En el caso de querer levantar una construcción es importante saber que Ambato tiene zonas que son vulnerables al movimiento sísmico y cualquier desastre natural. “Las quebradas y laderas son absolutamente inseguras para hacer las edificaciones”, dijo Mantilla.


En el caso de excepción que se construya en laderas se debe tener en cuenta todas las previsiones, como la realización de los estudios geotécnicos y de mecánica de suelos, que permitan garantizar no solamente la capacidad de carga y soporte del suelo, si no que exista el sostenimiento adecuado a través de los muros.

Zonas seguras
El centro de la ciudad tienen un nivel de seguridad aceptable, informó el Director de Obras Públicas, además, Ingahurco, las zonas altas, las parte planas son seguras, como el sector del estadio Bellavista, Huachi, Izamba, Pishilata que son planicies abiertas, con suelos muy consistentes y duros.

Viven en las laderas
“Sabemos que es peligroso vivir aquí, pero la necesidad nos obliga, si tuviera plata para irme a otro lado lo haría”, manifestó Hugo, quien vive en un ladera ubicada en el sector de San Vicente en la vía a Martínez.


Las personas que aquí habitan están conscientes que es peligroso, “todos aquí sabemos que está prohibido hacer edificaciones en este sector, incluso se contruye los fines de semana cuando nadie controla”, dijo el morador.


Mónica quien también vive en este sector expresó que tiene miedo desde que sucedió el terremoto en la Costa, pero que no puede irse a vivir en otro lugar. “Si allá que las tierras son planas pasó tanta tragedia, aquí en la ladera nos vamos abajo”, concluyó. (APQ)