Noticias   /   País

Becarios regresan con incertidumbre sobre futuro laboral

MAR, 29, 2017 |

ACTO. El número de becarios aumentó a 20.000 esta semana.



El Estado se ha convertido en el principal empleador. Solo un 20% encuentra trabaja en el sector privado.



María José T. regresó en diciembre al país, al cabo de un año de cursar una especialización en Teoría Política Internacional en la Universidad de Edimburgo, con a una beca de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt).

 


Desde entonces, ha acudido a instituciones y empresas públicas y privadas en busca de una oferta de trabajo, y siempre está pendiente de portales como Socio Empleo y Linkedin por una vacante, pero hasta ahora no encuentra un puesto que le garantice estabilidad laboral.

 


“Senescyt debería tener una forma de inserción laboral para las personas a las cuales les dieron becas y también tener un poco más de selección en el tipo de estudios al cual van a mandar a las personas, porque muchas veces mandan para cosas que acá en Ecuador no van a servir”, dijo.

 


La joven, de 26 años, forma parte de los 20.000 ecuatorianos que, según la Senescyt, han sido beneficiados en la última década del programa de becas que les permite especializarse en universidades del mundo.

 


Los últimos en ser incluidos en ese programa fueron Andrea Moreno, quiteña de 27 años, y Esteban Arévalo, de 31, oriundo de Cuenca, quienes desde este año empezarán su especialización en universidades de Estados Unidos e Inglaterra, respectivamente.

 


Moreno, quien viajará a la Universidad de Stanford, en California, para especializarse en Ingeniería de Datos, reconoció que lo hace a sabiendas de que, a su regreso, no encontrará con facilidad un trabajo, pero es optimista.

 


“A veces, siento que las empresas no están predispuestas para recibir a másters o personas que han seguido su PhD, pero creo que poco a poco se va creando esa cultura de que esas personas no son eminencias, son simplemente personas que tienen un nivel de conocimiento un poquito más avanzado y que pueden, más bien, contribuir con grandes cosas a las compañías”, señaló.

 


Análisis

 


Arturo Villavicencio, expresidente del extinto Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (Conea), comparte la preocupación de los becarios y consideró que estos problemas se dan porque la Senescyt actuó de manera “discrecional” y sin coordinar con las universidades del país.

 


“La empresa no necesita muchos profesionales de cuarto nivel, doctores, magísters, necesita buenos ingenieros… por eso debería haberse invertido en la educación de tercer nivel, en las ingenierías, en las politécnicas”, manifestó.

 


Según las autoridades, son 5.000 becarios los que ya han retornado al país, y un 80% de ellos están empleados en el sector público. Eso quiere decir que otros 15.000 faltan por retornar y se requerirá una plaza laboral para ellos.

 


A Villavicencio le preocupa que no haya suficientes puestos de trabajo para esos profesionales, debido a que estarán “sobrecalificados en las áreas en las cuáles fueron formados” fuera del país. (RVD)





La versión oficial

 


De los 5.000 becarios que ya han retornado al país, el 98,2% tienen empleo, mientras a los demás les está tomando “un poquito más de tres meses en acceder” a un puesto de trabajo, aseguró el titular de la Senescyt, René Ramírez.

 


El funcionario detalló que el 35% se ubica en universidades, el 30% en el sistema de salud, entre el 20% y 25% en el sector privado, mientras los demás en otras instituciones del Estado.

 


“Ellos tienen un salario, aproximadamente, un 20% a 30% superior a lo que tenía un ecuatoriano aquí”, dijo al mencionar que uno de los requisitos es que, una vez terminen sus estudios, regresen al país, al menos, por el doble del tiempo que duró la beca.





Cifras



567


millones de dólares ha invertido el Estado en el programa de becas.





5


MIL


becarios ya han retornado al país.