Escorrentías, proyecto para controlar inundaciones en Ibarra aún no está terminado

MAY, 13, 2017 |

CONSTRUCCIÓN. Las escorrentías construidas en Ibarra no garantizarían una solución definitiva a las inundaciones.

 

 

Ibarra.


Con la presencia del invierno, las autoridades municipales y de otras instituciones alistan un plan de contingencia para soportar las lluvias que se generan en la región norte. Sin embargo, la obra de escorrentías planificada hace más de tres años, aproximadamente, no brindaría una solución definitiva para evitar las inundaciones, debido a que la infraestructura no posee la extensión pertinente para el cauce en algunos tramos.


En anteriores días representantes de las instituciones que forman parte de un plan de emergencia, como es la Emapa-I, Cuerpo de Bomberos, Obras Públicas Municipales, se concentraron para evaluar la situación invernal, así como los puntos más críticos que se presentan en la ciudad y lograr mitigar el fuerte impacto de las lluvias que se extenderían hasta este mes.


Ante esa situación, Gerardo Acosta, quien hasta hace una semana era director del Departamento de Obras Públicas del cabildo ibarreño, informó en su momento que de acuerdo a un análisis técnico se conoció que la infraestructura contratada para solucionar las inundaciones, en especial en el sector sur de la ciudad, no garantizan un buen cause del agua lluvia, por motivo que solo permite disminuir la energía hidráulica y no desfogar totalmente hacia colectores más amplios.


Para entregar una solución completa, nuevamente se tendría previsto contratar por parte del Municipio una consultoría manejada por expertos.


“Lo que era una construcción de 180 microdiques, no se ejecutaron ni 100. Había unas obras muy grandes, presas en las partes altas de las quebradas, pero eso no está hecho, entonces creo que inclusive entraron en problemas legales”, explicó Acosta.


La idea es que el elemento fluvial se direccione a cauces naturales más amplios y no permitan que se acumule en las derivaciones existentes, lo cual de alguna manera ha atenuado las inundaciones en las zonas de la capital imbabureña, según dijo.


Por el momento, las diferentes cuadrillas de obreros municipales previenen los desbordamientos de forma parcial con el trabajo de limpieza en los muros de contención, diques, escorrentías, como una medida preventiva ante el invierno.


Jacinto Huera, quien reside por el sector del Periférico Sur, detalló que los trabajos hechos anteriormente en algo han prevenido las inundaciones, pero si el invierno se acentúa no abastecería la infraestructura construida.


Con el recorrido que efectuaron los entes de emergencia municipal se evaluará las acciones emergentes a cumplir. Acosta explicó que a consideración es necesario edificar un trasvase por el caudal que desciende por la quebrada Las Flores, Seca, en el sector de la 19 de Enero hasta Santa Lucía.



Antecedentes de obras fluviales


En las primeras semanas de diciembre de 2012 inició el proyecto de control de inundaciones en la ciudad. El objetivo era acabar con el problema de las inundaciones que se registraban cada año durante la temporada invernal. Una de las primeras etapas fue la construcción de muros de gaviones.


Las primeras labores iniciaron en la quebrada de Tanguarín, un proceso que tiene varias etapas. Contempla el sub proyecto 1 que comprende el canal de drenaje hacia el colector de Ajaví. Sub proyecto 2, microdique en gaviones para control de erosión de cauces y estabilización de taludes de cinco quebradas, San Clemente, Seca, Las Flores, El Laurel y Tanguarín. Sub proyecto 3, control en la quebrada Las Flores hacia la quebrada El Laurel. Finalmente el sub proyecto 4, control quebrada Seca hacia la quebrada San Clemente. (APLA)






TOME NOTA


Los diques construidos, por la fuerza de los torrentes han empezado a destruirse.



DATO


La obra de escorrentías en Ibarra se hallaba en un proceso legal entre el contratista y el Sercop por incumplimientos de la parte ejecutora.



CIFRA


300.000 dólares sería el rubro que costó la consultoría en la administración municipal anterior para la ejecución de la obra fluvial.