Noticias   /   País   /   Justicia

17 indígenas al banquillo de los acusados

JUL, 03, 2017 | 17:06

LANZAS. Estas son parte de la cultura de guerra que tienen las comunidades waorani.

 

Los procesados están acusados de homicidio por la muerte de 30 indígenas taromenanes

 

El Tribunal Primero de Garantías Penales de Orellana hará el quinto intento para instalar la audiencia de juzgamiento contra los 17 indígenas waoranis acusados del presunto delito de homicidio, por la matanza de 30 taromenanes en marzo de 2013, en el sector del Parque Nacional Yasuní, en el oriente ecuatoriano.

 


Este juicio penal ha experimentado una serie de incidentes procesales, pero básicamente, ha sido el idioma de los acusados (wao) y la dispersión de la vivienda de los testigos, en su mayoría indígenas habitantes de las provincias de Pastaza, Napo y Sucumbíos, muchos de ellos sin dirección domiciliaria, lo que has obstaculizado el desarrollo de la causa.

 


La única referencia de los testigos, en gran parte, ha sido un número telefónico móvil, el que normalmente lo tienen apagado o está fuera de alcance.

 


La última audiencia fallida estuvo fijada para el mes de enero del 2016, pero los 17 procesados no se presentaron y el juez de la causa tuvo que declarar fallida la diligencia, no sin antes advertir que si se vuelve a repetir la inasistencia en la nueva convocatoria (22 de marzo de 2016), se hará uso de la Fuerza Pública, lo que nunca ocurrió.

 


En esa ocasión, la defensa de los acusados adelantó que los indígenas no acudirán a la audiencia por no haber sido notificados personalmente y en su propia lengua, como establecen los principios de interculturalidad.

 


El 13 de octubre de 2015 se hizo el primer intento para iniciar el juzgamiento, pero en razón de que los procesados son miembros de la nacionalidad Waorani de reciente contacto, domiciliados en la comunidad Dikaro, Parroquia Cononaco, Cantón Aguarico, provincia de Orellana, su notificación no fue oportuna.

 


Luego se hizo otra convocatoria para el 13 de noviembre de 2015, pero tampoco logró instalarse y se volvió a convocar para el 16 del mismo mes y año, sin resultados positivos.

 


El 29 de noviembre del 2016 se cumplieron tres años de haberse iniciado la instrucción fiscal en contra de estos indígenas amazónicos, pero a más de los incidentes procesales que ha experimentado este caso, un buen tiempo estuvo en manos de los jueces de la Corte Constitucional, los que dieron el aval para proseguir con la investigación penal y la necesidad de que los operadores de justicia introduzcan en el proceso de juzgamiento los elementos de interculturalidad, que consideren las particularidades de este pueblo amazónico. (LC)

 

 

Los antecedentes


  Este proceso penal tiene como antecedente la matanza de al menos 30 indígenas taromenanes, hecho ocurrido el 29 de marzo de 2013, lo que se les atribuye a los waoranis, integrantes de la comunidad Yarentaro, en el sector del Parque Nacional Yasuní, provincia de Orellana. En esa ocasión, los waorani sacaron a dos niñas de la selva profunda, dos niñas taromenane que ahora crecen con dos familias waorani, en comunidades separadas.

 


Esta matanza se habría dado en venganza por las muertes a lanzazos de los ancianos waoranis Ompore  Omeway (70 años) y Bogueney Cayga (64 años), el 5 de marzo de 2013 a manos de los taromenanes.

 

 

 

EL DATO
La audiencia está prevista para hoy a las 09:00 en el Tribunal Penal de Orellana