Noticias   /   País

Auditarán 40 millones al Programa de Remediación Ambiental

JUL, 20, 2017 |

REALIDAD. El cuidado del Yasuní es una de las atribuciones de este plan.

Se alerta de posibles irregularidades en manejo de fondos en este programa del Ministerio del Ambiente.

 

El manejo económico de una de las unidades claves del Ministerio del Ambiente será auditado por la Contraloría. Se trata del Programa de Remediación Ambiental y Social, que en los últimos siete años tuvo un presupuesto de 40 millones de dólares.

El pedido lo hizo Manuel Muñoz, el nuevo gerente de esa unidad, quien busca tener certeza de que todos los gastos y adquisiciones hayan sido transparentes, y “tomar acciones” si no.

“He solicitado una auditoría integral para que cualquier novedad quede reflejada porque estamos trabajando por aumentar la transparencia”, confirmó.

El pedido se basa en un memorando con fecha 19 de junio de este año, al que tuvo acceso este Diario, en el que en el interior del propio Ministerio se alerta de la necesidad de revisar si el dinero del programa “se utilizó en la implementación y la ejecución de los objetivos institucionales para los que fue creado”.

Este programa empezó a funcionar en 2008, durante la administración anterior, y en 2010, mediante el acuerdo ministerial 101, se le confió administrar los recursos destinados al Parque Nacional Yasuní.

 

Adquisiciones

Entre las compras que han realizado constan dos drones. Según el informe No.DA-007-PRAS-AF-2017, costaron 400.000 dólares sin IVA, y uno de ellos “no concuerda con el que consta en la factura de adquisición”.

2
millones es el presupuesto para este año. 
Además, 250 cámaras trampa, que según Muñoz han resultado muy útiles para el monitoreo del parque, aunque en el informe se advierte que su compra presenta “varias inconsistencias” como, por ejemplo, que el pago se hizo antes de la entrega, “de manera parcial”.

Otras de las observaciones se relacionan con ciertas consultorías y procesos por ínfima cuantía. Sobre estos últimos, el informe indica que el año pasado se dieron 18 y que “varios de ellos, al parecer, podrían haber sido utilizados” al margen de la Ley del Sistema de Contratación Pública.

También se alerta que “los bienes de larga duración (del programa) y el archivo físico carecerían de un adecuado ingreso, constatación, conservación y seguridad…,  por lo que se podría determinar un posible caso de mal manejo de bienes públicos”.

 

Pendientes

Para este año 2017, al programa se le destinó un presupuesto que bordea los dos millones de dólares. Una de las tareas pendientes es la implementación de un sistema de radiocomunicación para el parque Yasuní.

“Este proceso viene desde el año pasado, hubo algunos inconvenientes, se declaró desierto el proceso inicial, pero en este momento se está haciendo una revisión de todos los términos para que los pliegos no sean sujetos a ninguna suspicacia”, dijo Muñoz.

400
mil dólares se pagó por 2 drones. 
El proyecto inicial contemplaba la instalación de torres en toda la zona de influencia de esta reserva. Sin embargo, para abaratar costos se decidió que sean utilizadas las de Petroamazonas, Fuerzas Armadas y CNT, por lo que solo serán necesarias construir cuatro adicionales.

“La idea es que haya una intercomunicación de las personas que están trabajando directamente en el parque y puedan estar en todo momento interconectadas”, apuntó el viceministro, Jorge Jurado. (RVD)

 

Pérdida de patrulla en el Yasuní

La falta del sistema de radiocomunicación para quienes se encargan de la vigilancia y cuidado del parque Yasuní quedó evidenciada hace pocas semanas, cuando un equipo compuesto por siete personas perdió contacto con la base en momentos en que recorría el sector de la Quebrada Lobo, donde, según grupos ecologistas, hay problemas de tala y caza ilegal.

El gerente del Programa de Remediación Ambiental aseveró, sin embargo, que en menos de 24 horas retomaron contacto. “Ellos se habían distanciado más y se demoraron en retornar al sitio, básicamente”, concluyó.