70% de conformes

AGO, 07, 2017 | 00:10 - Por MANUEL CASTRO M.

Manuel Castro M.


En lenguaje malevo el expresidente Correa acusa al presidente Moreno de desleal, mediocre y cínico y que ha dado la “puñalada” traidora a “su revolución”. El Presidente con dulzura ginebrina ha cuestionado la eficiencia del anterior gobierno en lo económico. Pero en resumidas cuentas el ataque de Correa y la posición de Moreno son simplemente cosméticos, suficientes para que el setenta por ciento de ecuatorianos, según encuestas, demuestren su satisfacción.

El expresidente ya no puede pedir más: tiene a quien fue su vicepresidente de presidente; a su otro vicepresidente intocable en el mismo cargo, a su exministro de gobierno de presidente de la Asamblea a una excolaboradora sumisa de ministra; a Mera y Ochoa de posibles embajadores, el mismo presidente suyo en la Judicatura, el mismo tribunal electoral, las mismas cortes Constitucional y de Justicia incondicionales, el Fiscal adecuado nombrado en su mandato y en lo económico un asesor del Banco Central de ministro de Finanzas, asesorado muy lealmente por Rivera y Patiño.

En lo internacional la continuidad de su política es evidente. La Canciller sin el menor pudor defiende los atropellos de Maduro a la Constitución de ese país, a los derechos humanos y a su afán evidente de perennizarse en el poder al estilo Cuba.

El Ministro de Finanzas muy tieso declaró en un programa televisivo de Canal 4 que el monto actual de la deuda no es resultado de un ocultamiento, sino una nomenclatura diferente, que no negociará la deuda externa sino que contratará nueva más barata para pagar la existente, sin importarle que el presente techo de endeudamiento ha sido superado, lo cual daría paso a ilegalidades. Y dijo que los ingresos petroleros del anterior gobierno, no han sido tanto como se afirma. Linduras que dieron ocasió  a que el entrevistador preguntará al Ministro:  “¿Entonces la mesa sí ha estado servida”.

Siguen vigentes, sin proyectos serios, las leyes de plusvalía, herencias, tributarias, comunicación ¿Qué más quiere el ex presidente? Tal vez una Constituyente para regresar. En el Eclesiastés se dice: “El número de necios es infinito”.

 

[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]