Espíritu de cuerpo

Domingo, 13 de agosto de 2017

Toda organización política enfrenta problemas y su fortaleza radica en la manera como se procesan los conflictos, en lo que conciben como democracia interna, en el código de ética y su cumplimiento, es decir en sus propias reglas del juego que son asumidas por quienes se autodenominan militantes, simpatizantes y funcionarios que representan a ese partido o movimiento en algún público. Sin embargo, la idea de cerrar filas en apoyo a alguno de sus miembros cuando hay un cúmulo de pruebas de corrupción que le señalan puede ser un suicidio con altos costos de capital político....

 

Por favor regístrate o ingresa con tu usuario y contraseña para poder ver este contenido