Hipocresía nefasta

AGO, 28, 2017 | 00:10 - Por MANUEL CASTRO M.

Nos están dando clases magistrales de hipocresía. Los objetivos: tapar la corrupción del anterior gobierno, a fin de que no sea el fin de Alianza PAIS y su líder; no hacer público el asunto económico, pues ni los actuales gobernantes conocen cifras exactas, y disimular que la gran obra pública ha sido un fracaso con grave perjuicio económico, conforme rezagados informes de Contraloría.


Hoy ratificamos que la independencia de la justicia fue un mito, pues más de cuarenta jueces denuncian que hubo presiones. Sin embargo, el Presidente de la Judicatura asevera con inmensa hipocresía que el sistema judicial “se maneja con total independencia” y que el Ejecutivo no interfiere en sus fallos. A las pruebas nos remitimos, hasta se ordenaron oralmente y por escrito disposiciones para que el “Estado no pierda un solo juicio”. Ese sistema judicial es el que intenta enjuiciar al vicepresidente Glas.


El consejero presidencial Patiño viaja a Europa a entrevistarse con parlamentarios europeos, cuando de ministro siempre combatió a los países de la Unión Europea. Simplemente va a conversar con Correa para establecer un plan de acción que no afecte al anterior y ni al actual gobierno, que parece que trata de desprenderse de la coyunda del anterior, a pesar de las deudas que tiene pendientes.


Se encarga a Barrera y a Falconí que evalúen a Yachay, que determinen las causas de su fracaso. Cuando ellos mismos son los creadores de ese ‘elefante blanco’. Con hipocresía académica explicarán que todo está bien.


Un grupo de asambleístas, técnicos y asesores visitaron la Refinería de Esmeraldas para seguramente tapar el derroche e inutilidad de ese complejo industrial. Actitud cínica, pues hasta el Presidente de la República y el ministro García casi lloraron al constatar ese desastre y el derroche del 2.200 millones de dólares.


El bisturí que debe emplear el gobierno es realizar una consulta popular para desprendernos de cortes, jueces, comisiones que estuvieron al servicio del proyecto, por más que ahora exista el “propósito de la enmienda” desde luego sin la “satisfacción de obra” (devolver lo robado).


[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]