Borges, divertido y asombroso

OCT, 02, 2017 | 00:10 - Por MANUEL CASTRO M.

Manuel Castro M.


En medio de una consulta cuyas preguntas aún son un enigma, pues parece que se practica el infantil juego del escondite: ¡Frío, frío! ¡Caliente, caliente!, en Quito se presentó el libro ‘Borges esencial’ preparado por la Real Academia de la Lengua, que contiene el diverso universo literario de Borges.
Borges era ciego, musitaba más que hablaba, vivía encerrado en una biblioteca, el resto del tiempo con la madre, no bebía, no fumaba, no bailaba, “no oía la radio ni leía a Benavente”, el sexo era para él “un guiño de dos almas”, sin embargo conquistó al mundo.

Algo que lo hace insuperable es su humor irreverente, le gustaban las bromas en que haya un error lógico. En Quito se llama “sal”, como cuando un quiteño ocurrido se refería a nuestro río Machángara: es el único río en el mundo que tiene una sola orilla.

Sobre Pablo Neruda dice: “Fue, a veces, un excelente poeta también”. Es lo que dijera Messi del rival de su mismo nivel, el portugués Cristiano Ronaldo. Cuando le preguntaron a Borges su opinión sobre el tenista argentino Guillermo Vilas, contestó Borges: “No he leído nada de él, qué pena”. Cuando le recalcaron que a Vilas le habían recibido tres millones de argentinos, Borges replicó: “También tres millones de estúpidos votaron por Perón”.

Después de una “ardua lectura” de ‘Cien años de soledad’ de García Márquez, comentaba: “Le sobraron cincuenta años”. Del poema ‘La casada infiel’ de García Lorca señalaba: “Aparece mucho el marido”.

Contaba que un taxista le reconoció y le dijo: “Qué honor el mío tenerlo como pasajero. Cuando les cuente a mi mujer y a mis hijos no van a creerlo, señor, porque ¿quién no conoce a Ernesto Sábato?”.

Una poetisa había escrito un libro ‘Achalay’, Borges comentó: ”Es raro para un libro de versos, tiene título de estornudo”. Sobre una llave de agua de escaso chorro, que abrió para lavarse las manos, comentó: “Echa agua, pero con escrúpulos”. También su poesía trasluce humor: “La meta es el olvido./ Yo he llegado antes. Manuel Flores va a morir/ Eso es moneda corriente;/ Morir es una costumbre/ Que sabe tener la gente/”.


<[email protected]

 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]