Secciones   /   Policial

Un barrista de Emelec asesinado con tres disparos

OCT, 23, 2017 |

SEGUIDOR. El joven era entusiasta hincha del ‘club eléctrico’. (Foto: Redes sociales)

Un hincha de 33 años del ‘equipo eléctrico’ fue acribillado mientras estaba con unos amigos cerca del Capwell.

Redacción GUAYAQUIL

  La Fiscalía del Guayas abrió un expediente indagatorio para dar con los autores y móviles del asesinato de un hincha de Emelec, identificado como Junior Yúnez Márquez, de 33 años de edad, conocido entre los barristas como ‘Huevo frito’.


El crimen, según el parte policial, ocurrió a las 00:40 de ayer, en las calles avenida Quito y General Gómez, a poca distancia del estadio Capwell. La víctima recibió tres impactos de bala, uno de estos en la cabeza.


La Policía reportó además la detención de Santiago Hernán M.M., conocido como ‘Negro Hernán’, quien sería el supuesto autor de los disparos que terminaron con la vida del aficionado del elenco ‘millonario’, y al parecer miembro de la barra Boca del Pozo.


Los testigos dijeron que a esa hora de la madrugada Yúnez se encontraba en la esquina del estadio, ingiriendo licor con amigos, siendo en esas circunstancias que aparecen dos hombres afrodescendientes, a bordo de una moto, color rojo, de la que se bajó uno de los ocupantes para disparar contra la humanidad del ahora occiso.


La muerte del hincha fue inmediata, por lo que se dio aviso al ECU911 para que el Ministerio Público avoque conocimiento del hecho.


Un testigo identificado con las iniciales P.C.R.A. declaró a la Policía que reconoció a Hernán M, como el sujeto que se bajó de la moto y disparó contra su amigo.


Esto, mientras la versión de V.C.A.Q., familiar de la víctima, indicó que el sospechosos forma parte de una banda que hace cuatro meses  amenazó a Yúnez. Incluso, detalló que otra persona conocida con el alias de ‘colombiano’  y la mujer de alias ‘Negro Hernán’, habían tenido problemas con el ahora fallecido por problemas entre barras.


Tras el crimen, los agentes uniformados iniciaron la búsqueda de la moto con el otro sospechoso de haber participado en el crimen. Hasta el cierre de esta edición no se había dado con el vehículo implicado en el hecho.


Azucena Cabascona, agente fiscal de turno, ordenó el levantamiento del cadáver y el traslado del mismo a la morgue de la Policía para los trámites legales.


Esto, mientras que agentes de la Dinased recogían más indicios para dar aclarar los hechos ocurridos a poca distancia del estadio Capwell.


El occiso deja  tres hijos en la orfandad, mientras la autoridad competente legalizaba la detención del sospechoso horas después del crimen. El sujeto registra antecedentes penales por lesiones en riña callejera.


Algunos hinchas amigos de la víctima dijeron que el caso tendría que ver con una rivalidad entre fanáticos del equipo ‘azul y plomo’.

Temerosos
De ahí que moradores cuyas viviendas están alrededor del estadio, especialmente, por el sector donde ocurrió el crimen, demandaron mayor presencia policial debido a la proliferación de personas que acostumbran a consumir licor en la zona.


Incluso, señalan que muchas veces les es difícil acudir a los locales de venta de comidas rápidas ubicados en la planta baja del escenario deportivo. (DAB)