Reelección indefinida y democracia

NOV, 05, 2017 | 00:04 - Por ALFONSO ESPIN MOSQUERA

 

POR: Alfonso Espín Mosquera

 

La pregunta 3 de la consulta popular averigua, de manera resumida, si para garantizar el principio de alternabilidad, estaríamos de acuerdo con suprimir la reelección indefina. Nos corresponde pensar en algunos elementos, por ejemplo, qué es la alternabilidad, qué es la democracia y qué significa ser mandantes.

Al respecto recojo un pensamiento del profesor Luis Rivadeneira: “La alternabilidad es la posibilidad real de que los gobernantes cambien periódicamente mediante mecanismos legales, principalmente electorales, a fin de que determinados partidos o personas no se perpetúen en el poder, lo cual es por esencia antidemocrático”.

Si queremos vivir en un régimen democrático no se puede permitir que las autoridades de gobierno se perpetúen en el poder, porque los vicios y errores humanos pueden condensarse de tal manera que se vuelvan normales y el pueblo los acepte sin problemas. Es necesario el cambio, la actuación de nuevas personas, el ensayo de tiendas electoras con cada vez nuevos aportes en el ejercicio del poder.

El proceso democrático necesita de la participación plural y variada de los ciudadanos. De lo contrario pasarían dos situaciones graves: o nos acostumbramos a un régimen que, en el caso de ser bueno, nos hace perder el interés por lo que pasa en el país y por participar en los procesos electorales o en las decisiones de la nación;  o caemos en las manos de  vivarachos que hacen del poder su forma de vida y entrampan aun a la justicia en sus designios y fechorías.

En el desarrollo del poder  los gobernantes sufren desgaste por su propio ejercicio. Deberían pensar que su paso por un determinado cargo es una oportunidad temporal de servicio a la comunidad y los bienes, emolumentos y prebendas con motivo de su trabajo son mientras dure el mandato.

Si no habría el ego humano de ostentar del poder, los bienes materiales que trae consigo y el estatus social que un cargo de elección popular brinda, no hablaríamos de reformar la constitución para impedir la reelección indefinida, porque nadie quisiera ser candidato.


[email protected]

 

 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]