“Un 40% de mujeres que no han podido despegar”

NOV, 24, 2017 |

Vocera. Bibiana Aído es la representante de ONU Mujeres para Ecuador

Un Plan de Trabajo para 2018 fue suscrito entre ministro del Trabajo y  ONU Mujeres con el objetivo de mejorar las oportunidad y accesos dentro del mercado laboral para las mujeres ecuatorianas. En este marco, Bibiana Aído, representante de las Naciones Unidas habló con La Hora sobre los detalles del plan y la visión del organismo  respecto a Ecuador. 

 

Desde ONU Mujeres ¿Cuál es la visión que se tiene del mercado laboral ecuatoriano?
En función el informe de ONU Mujeres presentado recientemente, en Ecuador tenemos un 25% de mujeres que ha legado al techo de cristal; es decir, que teniendo formación de máximo nivel se han incorporado al mercado de trabajo pero, en un momento determinado, a la hora de seguir subiendo en la jerarquía se encuentran con obstáculos normalmente relacionados con esa falta de conciliación entre la vida familiar, profesional y la necesidad de elegir. 

 

¿Dónde se ubica el grupo más numeroso?
Tenemos un 40% de mujeres que no ha podido despegar, que se encuentranen ese piso pegajoso, en donde no tienen formación ni ingresos propios. Están en una situación en donde dedican más de 50 horas al cuidado. Están centradas al ámbito doméstico y no han tenido opciones de inclusión.

 

¿Qué hay del porcentaje restante?
En medio están las mujeres que se incorporan en lo que llamamos ‘escalera rota’, que habiendo despegado, habiéndose incorporado al mercado laboral, lamentablemente no tienen la opción de continuar con su carrera profesional, porque no tienen redes de apoyo, quienes les cuiden los hijos. 

 

¿Qué factor es el decisivo?
Casi siempre vemos que uno de los factores fundamentales para una mejor posición de la mujer en el mercado laboral está relacionado con el nivel educativo, pero también con las tareas de cuidado que siguen viéndose como una tarea exclusivamente femenina.

 

¿Qué porcentaje de mujeres logra realmente crecer profesionalmente?
Está en torno a ese 25%, pero incluso ese grupo sigue encontrando limitaciones, obstáculos que son mayores.


¿Qué porcentaje supera el techo de cristal?
Un 6% de las mujeres, en los consejos de Administración de las empresas.

 

¿Esa es la realidad ecuatoriana o de toda la región?
Es similar en toda la región. De hecho, en Ecuador tenemos un mayor nivel educativo, una mayor empleabilidad de mujeres, es un poquito mejor respecto a otros países.

 

¿Están aportando las políticas ecuatorianas para la inclusión de la mujer?
Sí. Yo creo que al menos hay un voluntad clara de avanzar en una dirección de reducir las brechas en el mercado de trabajo entre mujeres y hombres. Y el convenio firmado entre ONU Mujeres y el Ministerio de Trabajo va en esa dirección.

 

¿De qué trata el plan de Trabajo 2017-2018 suscrito con el Ministerio?
Tiene tres áreas para mejorar la empleabilidad de las mujeres, la formación profesional, su capacitación y todo lo que tiene que ver con el avance en productividad.


¿Bajo qué contexto surge esta iniciativa? 
Entendemos que hay que avanzar en la capacitación, en el ámbito laboral, incorporar a las mujeres en igualdad de oportunidades que los hombres. No solo por una cuestión de justicia sino también por una cuestión de eficiencia. Sabemos que si se cierra la brecha de género en el mercado de trabajo eso tiene efecto directo en el PIB, entonces no podemos desaprovechar todo ese talento y capacidad. 

 

¿Qué caracteriza a la mujer ecuatoriana?
Las mujeres en Ecuador cada vez están más formadas, cada vez quieren mayores niveles educativos, prácticamente la matrícula universitaria está feminizada y, sin embargo, eso no tiene un reflejo en su incorporación en el mercado de trabajo y, desde luego, tampoco lo tienen en cuando a posibilidades de ascenso. 

Queremos trabajar con todas las mujeres, no solo para cerrar brecha en los ámbitos más elevados sino también con aquellas otras que se encuentran con dificultades de incorporación al mercado laboral, para tener ingresos propios. Por ellas vamos a trabajar, por ejemplo, en medidas para capacitar a mujeres no tradicionales como hemos venido en la zona del terremoto en Manabí, trabajando también en medidas que fomenten esa conciliación entre la vida profesional y familiar que vemos sigue siendo uno de los principales obstáculos para la incorporación en igualdad de condiciones de la mujer en el mercado familiar. (LGP)

 

 

Más Noticias De No violencia contra la mujer

Expertos indican retos pendientes frente a violencia de género

Viernes, 24 de noviembre de 2017 | | Aplauden los avances que se han dado en Ecuador. Sin embargo, dicen que el tema no solo pasa por las leyes.

Universidades deberán contar con protocolos frente a violencia de género

Viernes, 24 de noviembre de 2017 | | Las autoridades reconocen falencias. El CES aboga por “el debido proceso” de las denuncias.

Movilización ciudadana contra todo tipo de violencia

Viernes, 24 de noviembre de 2017 | | La marcha Vivas nos queremos está prevista para mañana, a las 16:00, desde la Plaza de Santo Domingo. El encuentro reunirá a siete grupos.

Una publicación compartida de Diario La Hora (@lahoraec) el