Mi mascota ideal: El pastor alemán, un gran aliado

DIC, 07, 2017 |

Estos perros pueden perfectamente formar parte de una familia con niños, de los que se convierten en sus amigos y protectores; así como de instituciones militares con su aporte para operativos de seguridad, control de drogas y para rescate. El pastor alemán, desde sus inicios, era considerado como un perro ovejero, de pastoreo, pero ahora son canes de utilidad, es por eso que “es un animal muy dúctil (dócil, adaptable)”, señala Juan Carlos Ruales, vicepresidente de la Asociación de criaderos de perros ovejeros alemanes del Ecuador (ACOA).

Con un entrenamiento apropiado, el pastor alemán se adapta perfectamente a una familia, cuida la casa, comparte con los niños, pero así mismo requiere de espacio, caminatas diarias, buena alimentación y sobre todo atención médica, porque esta raza es propensa a tener problemas de cadera y afecciones cardíacas.

 

Adiestramiento
A pesar de su tamaño, que promedia entre los 0,60-0,65 cm, dependiendo si es hembra o macho, que influye respeto, estos animales son emocionalmente estables, sociables, no son agresivos y por su afinidad con las familias, se le considera una las de las razas más populares en el mundo. “Es un perro fiel, excelente guardián y defensor de los suyos”, recalca Ruales.

Si los perros están bien socializados, educados con mucha empatía, paciencia y consistencia amorosa, entonces son capaces de desarrollar plenamente su naturaleza bondadosa. “deben ser criados sanos sicológicamente y que sean aptos para el trabajo”, añadió. (CM)

 

 

GALERIA DE VIDEOS