Una mujer de acero en las montañas

ENE, 12, 2018 |

Motivación. Ruth Llivisaca disfruta de la naturaleza y de los paisajes. (Fotos: Ruth Llivisaca)

El 27 de este mes correrá 100 km en el Chota Trail. En 2017 completó más de 300 kilómetros sobre el asfalto y las alturas. 
 

Por: Segundo Espinoza

Si a inicios de los 70’ era una cuestión de alienados pensar que la mujer ecuatoriana incursionaría en las pruebas de largas distancias, hoy es ordinario y plausible ver a millares de damas en las caravanas semanales que se realizan en el país. Pero resulta mucho más sorprendente el duelo que las chicas le plantean a la montaña en distancias superiores a los 50 y 70 kilómetros.

Este es el caso de la cuencana Ruth Llivisaca (43 años), una madre de familia que empezó a entrenarse hace apenas seis años como una forma de automotivación para voltear una página en su vida conyugal. Ha corrido decenas de pruebas urbanas, cinco maratones completas y cinco ultra trail.

Cuando se pregunta por qué prefiere el trail, ella responde: “Una maratón es un poco cansona, prefiero las de montaña porque disfruto de sus paisajes y los arroyos, de esa manera me olvido de mis recuerdos y me conecto con Dios”.

 

Reto. La atleta azuaya se caracteriza por ser versátil. El primero de enero pasado corrió 28 kilómetros con los pies descalzos.

92 kilómetros en Quevedo

En el Ultra Trail Quevedo 2017 (el 7 de octubre), Ruth partió a las 06:00 y llegó sobre las 23:00. A esa hora ya nadie la recibió en la meta, pero en su rostro lívido y absorbido por el agotamiento se encendían luces de felicidad que salían desde la lumbre de su alma. Sentía como si llegase a un estadio de una Olimpiada con 80 mil personas en las gradas, aunque en realidad dentro de la penumbra de la noche solo se encontraban su hijo Francisco (12 años) y otros tres familiares.

Aquel día ganó una de las mejores medallas de su vida, tras cubrir 92 kilómetros, confirmando que las mujeres ecuatorianas estaban preparadas para correr no solo 6.7 kilómetros como lo cubrieron por primera vez en 1975 (en el ‘Circuito de los Barrios de Quito’), sino distancias realmente extremas. Hasta hace poco, estas especialidades del atletismo estaban, aparentemente, reservadas solo para los hombres.

Este año comenzará con 100 km en el Chota Trail (Imbabura), programado para el próximo 27 de enero.

 

Rastro. Después de la agotadora jornada, la deportista muestra las plantas de sus pies.

Sin complejos

Su gozo lo lleva impregnado en sus labios. Ruth siempre sonríe, salta y quiere atrapar el mundo con sus dos manos cuando, en plena ruta, se encuentra con algún fotógrafo.

EL DATO
La deportista y madre de dos hijos (Juan, 22, y Francisco, 12) entrena de cinco a seis veces por semana.

Cree que todos podemos hacer deporte: “Simplemente hay que vencer la barrera del querer”. En su caso, nunca fue curvilínea, pero eso no fue impedimento para empezar un nuevo ciclo en su vida. Logró bajar tallas y trazarse permanentes retos.

En una carrera de 2017 corrió en la capital azuaya vestida de ‘cholita cuencana’, pero lo más sorprendente ocurrió el primero de enero de 2018 en la Romería Atlética Cuenca-Azogues 28K, en honor a la Virgen de la Nube. Ante el asombro de los 300 participantes, se sacó los zapatos y corrió sin ellos en el asfalto. “¡Insólito, increíble…!”, gritaron en la meta los espectadores.

 

Motivación

Por su amor a la montaña, sus compañeros del grupo Km 42 la llaman ‘Coneja’. Su lugar preferido para el entrenamiento es el parque nacional  El Cajas.

Un día comenzó su reto cuando vio una competencia nocturna en Cuenca. “Voy a bajar kilos, voy a probarme que sí puedo”, se dijo.

Sus primeros pasos fueron en las distancias urbanas (5, 10 km, etc.). Pero fueron sus amigos Miguel Rea y Yogui Rivera quienes le motivaron a ingresar en el terreno trail: trote y caminata.

“Debemos entender que en la vida todo es posible, el amor hacia los demás debe comenzar con el amor propio; si alguien quiere demostrar a los demás debe demostrarse a sí mismo”, comenta la secretaria de un centro médico privado de Cuenca.

En 2017 su grupo Km 42 le premió con una placa (‘Kilometrín’) por haber corrido más de 320 kilómetros en carreras oficiales durante el año.

 

Pruebas



Ultra maratones

 

Asfalto

1.- Ultra Maratón Yunguilla (Azuay)-Pasaje (El Oro) 75 km, 2016

3.- Ultra Maratón Cuenca-Yunguilla, 62.4 km, julio 2017

Montaña

1.- Urcu Ultra Trail, Cotacachi, 70 km (en 2 días, 35 km cada día), 2016

2.- Ultra Maratón Quevedo, 92 km, octubre 2017

3.- Loja Podocarpus Hard Ultra Trail 50 km, diciembre 2017

Maratones

1.- Cuenca: abril 2015,

2.- Guayaquil: octubre 2015

3.- Cuenca: 2016

4.- Quevedo: 2016

5.- Cuenca: 2017

 

 

Más Noticias De Deporte Aventura

32 equipos listos para la aventura extrema

Viernes, 20 de julio de 2018 | | El domingo inicia la edición 15 del Huairasinchi. La sede será por primera vez en Baños.

GALERIA DE VIDEOS