Bachillerato internacional

ENE, 14, 2018 | 00:10 - Por FABIAN CUEVA

La educación  es una lotería, no todos alcanzan a su boleto, no lo pueden comprar, todos desean y pocos son los beneficiados. Los premios por etapas: acceso, permanencia y logros. De ahí,  esquivos para la mayoría. Otra ‘obra emblemática’ de la revolución educativa, el Bachillerato Internacional (BI), nos sitúa terceros en América, luego de EE.UU. y Canadá, y sobre 16  países latinoamericanos por el número de instituciones.

 
El programa educativo nació en Suiza (1968) e ingresó al país entre 2006 y 2017. Son 267 instituciones que siguen el Programa del Diplomado, 58 privadas y 209 públicas (una sola en el sector rural). El costo de esta propuesta pedagógica, sector oficial, hasta junio de 2017, fue de 30 millones, todo para que, de 4.024 evaluados apenas 711  (17,7%) alcancen el diploma y el resto certificaciones y deserciones. 


La meta a 2017 fue llegar a 500 establecimientos. Los slogans: “Educadores y alumnos de talla mundial” y “ciudadanos del siglo XXI que crezcan física, intelectual, emocional y éticamente”  son elocuentes y opulentos. Con currículo propio y exigente: infraestructura, calidad docente, asignaturas claves, horarios.


Ventajas ofertadas: estudios en lengua y literatura, prácticas solidarias, proyectos de investigación, monografías, mentalidad abierta y crítica, tolerancia, sacrificio, otros idiomas, alto nivel matemático, ciencias y artes. Desventajas sentidas: falta de laboratorios, desmotivaciones, superficialidad en investigación e idiomas, egresos económicos para padres, empoderamiento institucional ficticio, ausencia de becas o créditos para universidades y direccionamiento hacia una escasa población, rompiendo el noble principio de educación para todos.


Llegar con BI a la mayoría de alumnos y profesores debería ser el propósito en los cuatro programas que ofrecen. La clave, salir de la moda, desarrollar un proyecto holístico, con dinero recuperado de los atracos.


[email protected]
 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

El 1,2% es esperanzador

00:15 | | Luego de las previsiones del FMI y del Banco Mundial sobre las perspectivas económicas y de especulaciones de todos los colores, era hora de que “alguien” con autoridad en el gobierno se pronunciara.

El Ejecutivo enloqueció

00:10 | | Sería el caso de decir “Tierra llamando a Marte”, para que nuestro Presidente y sus asesores vuelvan pronto a la realidad que vivimos los que trabajamos.

¿Otra consulta?

00:05 | | Si se piensa que el pueblo es el soberano, y que sobre él nada vale en cuanto a decisiones del Estado, su Constitución, estructura, derechos, normas, es lógico que se recurra a consultarle cuantas veces sea necesario.  

GALERIA DE VIDEOS