Corredores del Facebook a las montañas

FEB, 17, 2018 |

Esfuerzo. Los deportistas posan en el parque La Armenia, después del entrenamiento. (Foto: Atletas Ecuador)

El grupo Atletas Ecuador, con más de 11.000 miembros en la red social, motiva a la población a realizar actividad física.
 

En su mayoría son atletas recreativos que corren detrás de sus retos personales y de experiencias únicas, como aquella de introducirse en las montañas, lejos del atosigante mundo urbano. Viven un ambiente de paz y de armonía. Quizás sienten la misma libertad de las aves que pululan por las verdes copas de los árboles.

A través de un grupo de Facebook, denominado Atletas Ecuador, cientos de personas se auto convocan en estos espacios, en una sinergia o minga para contactarse con la naturaleza y vivir allí el deporte en su plenitud, bañándose de oxígeno puro y de éxtasis después de la jornada recreativa.

 

Encuentro. Los ensayos se realizan una vez por mes, en distintos espacios verdes de la provincia y del país. (Foto: Atletas Ecuador)

Masificación
Edwin Narváez, administrador de la comunidad digital, en apenas un año y medio de vigencia la página ha logrado sobrepasar los 11 mil miembros, procedentes no solo de Ecuador sino de varios países. Esta iniciativa, incluso, estaría por replicarse en Colombia, Perú y México. “La idea es masificar la práctica del atletismo a través de la motivación en Facebook y del contacto directo en los entrenamientos colectivos”, dice Narváez.

El proyecto comenzó hace casi un año con un recorrido en la ruta ecológica Chaquiñán (Cumbayá, en Quito). Participaron unas 40 personas. Paulatinamente se han sumado atletas que pertenecen a grupos, clubes y trotadores independientes.

A su turno se han realizado entrenamientos dirigidos en Yanacocha (Nono, Quito), El Cinto (Quito), El Boliche (Cotopaxi) y La Armenia (Quito).

 

Coordinación. El trabajo es dirigido por un entrenador invitado. (Foto: Atletas Ecuador)

Autogestión
Cada uno de estos ensayos gratuitos está a cargo de un entrenador invitado. Su trabajo consiste en dirigir el calentamiento, el recorrido de los atletas y el estiramiento muscular al final de la sesión.

En estas convocatorias prevalece la autogestión. “A través de la red buscamos colaboradores para el refrigerio que se entrega al final de los entrenamientos colectivos”, relata Edwin Narváez. Sin embargo, los gastos extras, que siempre existen, son absorbidos por él y su familia. Sus hijos, Esteban (también atleta), y Mateo, colaboran ese día como fotógrafos y suben el material gráfico de cada uno de los participantes a la página de Atletas Ecuador.

Aparte de la práctica física, estos encuentros han servido para interactuar con otros corredores. “A través del Facebook conocí a varios compañeros del atletismo, pero gracias a estos entrenamientos los he podido saludar personalmente”, manifiesta José Pillajo, un participante habitual de estas concentraciones deportivas.

A la última convocatoria, en La Armenia, llegó Ruth Llivisaca, desde Cuenca. La ultramaratonista sorprendió a los presentes con sus pies descalzos en el escenario y saludó con todos sus amigos, quienes desde ese momento dejaban de ser amistades de tipo virtual. (SE)
 

 

Viajan desde Santo Domingo 
° En estos entrenamientos han participado deportistas del club Metropolitano de Santo Domingo, liderado por Marisol Vera. “Con recursos propios y con la ayuda de algunas autoridades, hemos contratado el servicio del transporte hasta los sitios fijados por Atletas Ecuador”, dice la experimentada atleta manabita. Las prácticas diarias en Santo Domingo son dirigidas por el sub oficial Byron Chiluisa, capitán Jorge Garrido y Marisol Vera. Sus integrantes tienen sus propios objetivos, sin embargo se adhieren al proyecto de Atletas Ecuador, a fin de popularizar el atletismo en el país.

 

 

Asesoría técnica semanal
° El grupo de Atletas Ecuador-Pichincha, coordinado por Miguel Lara, en cambio trabaja tres días por semana con grupos de trotadores en distintos espacios abiertos de Quito. Aquí se brinda asesoramiento técnico a través de un entrenador contratado para este objetivo. “Es una ampliación del proyecto, que igualmente está abierto al público. Cada atleta colabora con un dólar para los honorarios del entrenador”, relata Edwin Narváez.
 

 

 

GALERIA DE VIDEOS