Valor para negociar

ABR, 16, 2018 | 00:05 - Por MANUEL CASTRO M.

Manuel Castro M.


Cuando la vida del equipo periodístico secuestrado corría peligro, pues estaba en manos de terroristas políticos, cuyos nervios estarán de punta, el Gobierno hablaba de atender todas las alternativas, sin embargo el ministro Navas se ratificaba sobre que no existían negociaciones con los secuestradores para la liberación de los secuestrados, pero “que se mantiene un canal de comunicación abierto con los perpetradores de este hecho”.

 Tremendo contrasentido, pues si no se sabe si los secuestrados estaban en Ecuador o Colombia no se entiende aquello de mantener canales de comunicación abiertos, seguramente no para pedir a tales delincuentes que por “razones humanitarias” devolvieran a los secuestrados

En esta oportunidad la Iglesia tuvo una posición justa: negociar la entrega de nuestros compatriotas, lo que suponía atender alguna de las demandas de los secuestradores. Aristóteles dice “alguna vez la cólera procura armas a la virtud y al valor”. Debimos tener el valor, por más cólera que tengamos, de negociar, porque lo único que interesaba era la vida de los secuestrados. Ahora una estrategia para enfrentar el asunto de fondo será obligatoria.

Se afirmaba que ceder ante las demandas de los secuestradores sería una derrota de la Ley y el Estado. Endeble argumento, pues la ley y el Estado deben estar para salvar vidas, no para disquisiciones o alternativas que podrían ser tardías. No hay secretos, los terroristas están enterados de las estrategias para poner fin a sus actividades narco económicas. No hay que olvidar que Colombia “negoció” la paz con las FARC

Cualquier acción valiente para salvar una vida será virtud. Debió haber libertad, digan lo que digan, para negociar la libertad del grupo periodístico secuestrado. Hay que dejar las simpatías y adoptar acciones oportunas, que no serán aplaudidas pero que tendrán la grandeza de salvar valiosas vidas. La verdadera victoria es tener la conciencia de que se ha actuado con buena fe, el resto es ‘literatura’.

manuelcastromurillo@hotmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

macastro@uio.bce.fin.ec

Más Noticias De Opinión

A pensar con detenimiento

00:15 | | A partir de hoy nos corresponde a cada uno de los ecuatorianos, mujeres y hombres, reflexionar sobre la validez de las continuidades políticas, sociales y simbólicas heredadas.

Acoso laboral

00:10 | | El comportamiento laboral de algunas personas es un problema muy complejo que ha permanecido oculto en el tiempo y pocos se atreven a denunciarlo.

Difunto Unasur, ¿bienvenido Prosur?

00:05 | | Desde un inicio manifesté, sin importar quienes fueran los autores o gestores de la iniciativa, que crear un organismo regional teniendo como capital a Quito era una buena iniciativa.