Economía informal y libertad

ABR, 30, 2018 | 00:10 - Por MANUEL CASTRO M.

Manuel Castro

En el Ecuador se afronta la crisis económica con un olvido: la importancia de los informales. La inmensa deuda externa e interna, la falta de inversiones y el desempleo no han permitido analizar y tomar medidas con la economía informal, que produce renta, trabajo. La descuidan porque no produce los codiciados impuestos, y se considera con ceguera burocrática y por ‘estética’ que hay que acabar con los informales porque constituyen problema en lugar de ayudarles a dejar de ser informales.

No se percatan que los informales también son empresarios autónomos y vendedores, los rechazan porque no están registrados, porque no se rigen por leyes y reglamentos vigentes y porque son una competencia desleal a los formales. La realidad nos hace ver que es una visión errónea. Por ejemplo, la calle Michelena, en Quito, ya no es atractiva para los comerciantes formales, sus ventas han caído y luce desolada. La causa es que ya no hay ocupación de los comerciantes informales a los costados de la calle, que son los que reactivan la economía del sector.

El desconocimiento del tema de los entes gubernamentales es deprimente. El Gerente de las Empresas Públicas señala que el fracaso de las empresas públicas se debe a que se “gestionaron como tiendas de abarrotes”. Seguramente no se ha dado cuenta que las tiendas de abarrotes jamás han quebrado, no han tenido burocracias gigantescas y por cierto han sido medios de trabajo y de subsistencia sin necesidad del Estado. Y muchas veces, con trabajo tesonero y visión, han llegado a convertirse en los ‘admirados’ supermercados.

Nuestro sistema de trámites, impuestos, gratificaciones y privilegios no les impulsa a los informales a someterse al ‘vía crucis’ de caer en manos de un Estado goloso, de Municipios, de entes controladores, de la Dirección de Rentas. Entre las leyes prioritarias que trata la Asamblea está un proyecto de ‘Ley de Optimización de Trámites’, que debería ser de ‘Minimización’. ‘Legalizar’ una pequeña industria deberá ser un simple registro y los gastos deberán ser de acuerdo con las posibilidades de los modestos informales.


[email protected]
 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]