Un respiro saludable…

MAY, 06, 2018 | 00:15 - Por ALFONSO ESPIN MOSQUERA

Me desperté el viernes a las 06:00 con el dedo en el control remoto y como por arte de magia se prendió la TV en uno de los canales de deportes y casi en el mundo de los sueños todavía, escuché: “Atento Ecuador, atento. El joven ciclista ecuatoriano Richard Carapaz, después de ganar la vuelta a Asturias en España, larga en este momento en la contra reloj del Giro a Italia”.


Entonces sentí que me había despertado casi completamente y empecé a seguir con atención la hazaña de este carchense que nos hace quedar bien y que nos da un respiro, en medio de este mar de desgracias, de corrupción, de violencia en el que hemos vivido en este último tiempo.


Hemos pasado lidiando con las mañas de varios políticos que a toda costa han intentado ponerse al hombro el país para llevárselo a peso y sin opción de vuelto. Hemos tenido que soportar la ‘década ganada’, que resultó ser una perogrullada del mal, término al que se han aferrado tantos colaboradores ‘verde aguas’  y que a pesar de la evidente desgracia que arrojaron esos diez años tratan de levantar sus caras de suela para continuar lucrando o escondiendo delitos. Hemos tenido que aguantar malos tratos, prepotencias, insultos y más comportamientos soeces de un mandatario con poca prudencia y mucha testarudez.


Saber entonces  que un ecuatoriano  destaca internacionalmente siempre es bueno y habrá desde hoy, en que empezó la vuelta italiana, seguirlo para ver su desempeño que, desde el hecho de llegar a una competencia tan importante, ya es mérito.


Ojalá en nuestro día a día, en el desempeño de nuestras obligaciones, demos lo mejor, pongamos una actitud honesta, pacífica, que contradiga este pasado que oscureció la vida del país. Ojalá quienes nos gobiernan entiendan su misión de mandatarios, la transitoriedad de sus cargos y las necesidades de un pueblo que aspira soluciones laborales, seguridad y bienestar para existir.


Hay que apelar a estos ecuatorianos  triunfadores en el deporte mundial  y más allá de alegrarnos y aplaudir sus hazañas, buscar arrestos en sus ejemplos para afrontar con decisión y unidad el futuro de nuestras familias y del país.


[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]