Virginia Limongi, una reina rebelde

MAY, 11, 2018 |

Detrás de su amplia sonrisa y grandes ojos marrón que delinean sutilmente su fino rostro, Virginia Limongi, Miss Ecuador 2018,  guarda una temperamento recio e irrebatible que solo se puede conocer cuando habla de  las injusticias y la desigualdad. 

A lo largo de sus 24 años, la soberana cuenta que ha podido palpar “muchas inequidades”, esto la motivó a incursionar en los certámenes de belleza desde muy joven para, desde ese cargo, tener la facilidad de trabajar y apoyar a quienes lo necesiten. 

La política nunca fue de su interés, pero ahora no la descarta y baraja en un futuro la posibilidad de llegar a la Asamblea para “emplearla bien en servicio del pueblo”.

 “La política es para servir a los demás y eso a mí me gusta: servir. Y si antes la veía mal, ahora opino lo contrario, no la descarto en un futuro. Considero que se puede hacer política buena y para eso nos preparamos las nuevas generaciones”, dijo la manabita quien espera trabajar con los sectores más vulnerables de Ecuador. 
 

Aguerrida 
Limongi dice que desde pequeña fue muy rebelde. Es la mayor de dos hermanas. 

“Siempre hacía todo lo contrario a lo que me decían mis padres, pero no por resabio, sino porque quería emanciparme y para eso era importante equivocarme y levantarme. Quería ser la mejor en todo, al punto de llorar por un 19 sobre 20”. 

EL DATO
La soberana  es de madre manabita y  padre de ascendencia italiana. 
A su natal Portoviejo (Manabí) le tiene mucha gratitud. allí ganó varios certámenes de belleza. En 2012 se convirtió en la Reina de la ciudad y, en ese mismo año, logró la corona de Manabí. Ambos torneos le dieron experiencia para en 2014 alzarse con el título de Miss World Ecuador y lograr representar al país en el exterior. 

“Portoviejo lo llevo siempre en mi corazón. En esa ciudad viví una niñez muy linda que me llena de sentimientos recordar (...) Y ahora me entrego completamente a mi provincia. Mi patriotismo es grande al punto de haber luchado y guerreado por ella” dice Limongi mientras recuerda cuando lideró una marcha para pujar por la Manga del Cura como territorio de Manabí.

“Ahora, si tuviera el poder de hacer más por esa provincia me enfocaría en rehabilitar los sectores afectados por el terremoto. Considero que aún falta mucho por hacer”, señaló la soberana. 

Este sábado tiene previsto llegar a Portoviejo, pero antes  hará una parada en Paján donde le espera una gran celebración: comida, bebida y la buena cumbia. 

El amor entre coronas 
El amor  estuvo siempre presente en la  carrera de la portovejense. Para la entrevista con Luces la acompañó su novio de muchos años, Paulo. A diferencia de Limongi, Paulo se muestra muy tímido y durante la charla solo se dedica a observarla con la cabeza media erguida. A duras penas emerge una sonrisa cada vez que ella menciona de manera sutil y discreta sus defectos.

EL DATO
Virginia Limonngi ha trabajado como modelo en países como México, Sudáfrica, India y Filipinas. En Sudáfrica trabajó para el mercado europeo con una marca de Café. 
Ella prefiere mantener el hilo de la conversación en procura de preservarlo. “En mi vida tuve tres enamorados”, indica muy suelta. “A mis 13 años estaba perdidamente ilusionada de un chico mayor que yo, pero terminamos porque mis padres obviamente no estaban de acuerdo. Luego me volví a enamorar de un compañero de mi colegio, pero por cuestiones del destino nos dejamos de ver. Luego conocí a Paulo con quien llevo muchos, muchos años; es la persona a quien amo, aunque somos muy diferentes. A mí me gusta ser más divertida y destacar, a él no. Pero nos hemos compaginado muy bien”, dice. 

“A él le gusta poco lo que hago porque dice que me tiene que compartir. Antes de Miss Ecuador la pasábamos juntos de restaurante en restaurante, ahora se ha convertido en mi chofer, esto para pasar conmigo porque de lo contrario no podríamos. Él se ha vuelto mi complemento ideal”, agregó. 

Labor
Su trabajo social se centrará en apoyar campañas de la Cruz Roja y en la atención a niños con diabetes tipo 1 con la Fundación Fuvida, una labor ligada a sus estudios de Nutrición y Dietética.

Aunque aún está distante el certamen de Miss Universo, Limonngi ya piensa en la competencia. Dice que buscará a los mejores para prepararse porque está convencida de que puede por primera vez regalar la corona del universo al país. (JCL) 

FRASES

Si tuviera el poder de hacer más por Manabí me enfocaría en rehabilitar los sectores afectados por el terremoto.A Portoviejo lo llevo siempre en mi corazón.
 

Más Noticias De Portada

GALERIA DE VIDEOS