Kichwas amazónicos ayudan a proteger al jaguar usando cámaras trampa

MAY, 19, 2018 |

ESFUERZO. Los pobladores de Zancudo Cocha saben sortear los obstáculos en la selva. (Foto: Nico Kingman/ WWF-Ecuador)

Los indígenas conocen, a través de cámaras trampa, la gran variedad de animales que habitan en el Cuyabeno.

Hombres y mujeres de la comunidad de Zancudo Cocha, en la Amazonía norte de Ecuador, dentro de la Reserva de Producción de Fauna Cuyabeno son casi expertos en colocar cámaras trampa, monitorear y recopilar información, sobre todo de los animales silvestres como el jaguar, su objetivo principal.

Esta habilidad e interés por la biodiversidad existente en su selva se incrementó desde 2016, cuando WWF Ecuador, en un proyecto conjunto con WWF Alemania, WWF Bélgica y el apoyo del Ministerio del Ambiente (MAE) inició un proceso con la comunidad para capacitarlos en la instalación de cámaras trampa, el monitoreo, la recolección de información en terreno e interpretar datos correctamente.

ESFUERZO. Los pobladores de Zancudo Cocha saben sortear los obstáculos en la selva. (Foto: Nico Kingman/ WWF-Ecuador)

Proyecto
Este proceso forma parte de un estudio trinacional emprendido por WWF en Colombia, Ecuador y Perú. 

El objetivo es hacer un seguimiento de la situación del jaguar en estos países y para motivar, en el caso de Ecuador, a que los indígenas kichwas de Zancudo Cocha monitoreen su territorio, lo protejan de madereros y cazadores furtivos. También para que se reconecten con su territorio, generando procesos de aprendizaje sobre el bosque, las especies que allí habitan y su importancia para el ecosistema. 

WWF Ecuador señala que esta comunidad, como muchas de la Amazonía, se basa en una economía de subsistencia: viven de lo que cazan, pescan y siembran en su territorio. Sin embargo, la creciente necesidad de ingresos económicos ha llevado a esta y otras poblaciones a involucrarse en actividades no sustentables, como la comercialización de carne de monte. El problema no es solo interno, pues son muchas las amenazas externas, cómo el tráfico ilegal de madera.

Estas intimidaciones, aunque afectan a todas las especies del bosque, tienen mayor impacto sobre una emblemática: el jaguar, considerado un depredador tope o una ‘especie paraguas’. Esto quiere decir que las poblaciones de este animal son un indicador del estado de los ecosistemas. Si los jaguares se encuentran en buen estado, es que tienen suficientes presas para alimentarse, lo cual hace ver el buen estado de las poblaciones de todas las otras especies en la cadena y, por ende, del bosque en general.

RECOMPENSA. Observar en las fotos y los videos a la panthera onca o ja-guar, el felino más grande de América, es un privilegio. (Foto: WWF)

Paso a paso
Los habitantes de Zancudo Cocha han ido aprendiendo mediante prueba y error, motivados por las imágenes que iban recopilando y todo lo que en el proceso descubrían sobre su propio territorio, desde marcar puntos en un GPS, hasta preparar el terreno para montar una cámara, pasando por la creación de una zona de estudio y mantenimiento de equipos. 

Estos hombres y mujeres instalaron, durante cuatro días, 60 cámaras tras caminar 12 km diarios a través del bosque para cubrir el territorio necesario y conseguir una muestra amplia. 

A la par, WWF está impulsando un programa de educación que busca conectar los procesos de aprendizaje con el entorno local, para así lograr un impacto en los objetivos de conservación. Para el desarrollo de los materiales y actividades de este programa, se están utilizando las imágenes que los mismos monitores están captando en su comunidad. (CM)

Interés
° Esta experiencia de involucramiento en monitoreo de fauna con la comunidad kichwa de Zancudo Cocha ha motivado a otras comunidades de la Reserva Cuyabeno a incluirse en esta actividad. Y WWF anunció que trabajará con ellos y el MAE para ampliar el monitoreo local hacia otros territorios comunitarios.

La misión es lograr que las poblaciones amazónicas hagan un uso sostenible de los recursos de su territorio, promuevan el bienestar del bosque y sus especies y mantengan saludables las poblaciones de jaguar. Replicar este proceso en tres países vecinos, tal como está haciendo WWF, permite entender los hábitos de esta especie y con esta información contar con criterios claros para ampliar las zonas de conservación de este felino. 

Lo que han visto
°  Felinos, reptiles, roedores, aves, primates, muchas de estas especies amenazadas o incluso tan desconocidas y extrañas, que aún no cuentan con un estado de conservación oficial, han sido registradas en cientos de imágenes y videos.

Los ejemplares más interesantes que aparecen en las imágenes son: el jaguar, el oso hormiguero gigante, la danta, el puma, el perro de orejas cortas, el yaguarundi, el halcón blanco, entre otros.

En este contexto, la información conseguida por los indígenas kichwas de Zancudo Cocha servirá para actualizar datos sobre los recursos faunísticos en su bosque, definir los territorios de uso de la fauna y actualizar su plan de manejo comunitario. 

Animal

En la mira

°  El jaguar es un excelente depredador y se encuentra en el tope de la cadena alimenticia.
° Tiene hábitos nocturnos y solitarios.
° Un solo individuo ocupa áreas de más de 20 km para poder subsistir.
° La perdida, la degradación y la fragmentación de su hábitat son las principales amenazas.
° En Ecuador se encuentra en peligro crítico de extinción.