No es coincidencia

MAY, 27, 2018 | 00:25 - Por FABIAN CUEVA

Fabián Cueva Jiménez

La reacción fue grande para las autoridades, académicos, periodistas y maestros de mucha experiencia, ante las declaraciones del líder de la Unidad de Educación del Banco Mundial sobre la escolarización y el aprendizaje ‘Aprender para hacer realidad la promesa de educación’.

Habló de más escolaridad, pero no de aprendizajes, sobre niveles bajos a nivel mundial, resultado de: desnutrición y  pobreza, docentes sin competencias y desmotivados, falta de insumos-textos y tecnología-, mala administración y gobernanza, burocracia politizada.  

Nos hizo recordar nuestra insistencia, persistencia y resistencia, desde hace cuatro años con críticas sobre una calidad educativa paupérrima. Excepto en dos ocasiones, exigieron réplicas, contestadas. El resto nos ignoraron o no entendieron. 

Escribí sobre los  vacíos en los aprendizajes causados por maestros burocratizados y politizados, temerosos de las evaluaciones, con mallas curriculares reformadas sin evaluación y con temas de capacitación extraños al medio. Sin preparación sobre el trabajo por competencias,  creatividad e innovaciones. Padres de familia sin participación y con niños desnutridos, estudiantes perseguidos y bachilleres desorientados.

El informe dice de medidas para la crisis: aprender con un sistema variado de evaluaciones, escuelas con fundamentos más científicos, estímulos para el desarrollo físico y cerebral, capacitación y motivación a docentes, innovaciones pedagógicas y apoyo a las coaliciones incluso en el campo político.

Es necesario eliminar el rezago educativo, capacitar y realizar el acompañamiento docente, dar impulso a la innovación, cambiar radicalmente  el modelo educativo, atacar a la desnutrición, profesionalizar a los docentes en la UNAE. No solo lo decimos nosotros, actúen. 


[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]