Niños son usados para cometer delitos

JUL, 13, 2018 | 06:39

Trabajo. La Policía mediante la Dinapen busca concientizar a los padres sobre el cuidado de los menores.

Debido a la imputabilidad de los infantes, la detención no procede como primer recurso sancionador.

En ocasiones reiteradas niños de diferentes edades se han visto inmersos en actos delictivos o en posesión de sustancias prohibidas.

Debido a que los infantes no son imputables, es decir que no les pueden detener por estar amparados legalmente por su edad, cuando se ven inmersos en algún acto ilegal son entregados a sus padres o representantes sin la formulación de ningún cargo.

Este amparo legal estaría siendo mal utilizado por grupos o personas que actúan fuera de los parámetros legales, para que los infantes sean quienes cometan los delitos de acuerdo a lo indicado por el mentalizador.

Así lo ratificó Romel Tapia, comandante de la Subzona de Policía de Tungurahua, quien mencionó que dentro de los últimos golpes que dieron lograron desarticular una banda dedicada al robo de personas en la que estaba implicado un niño de 12 años.

Tapia explicó que en base a las investigaciones realizadas, lograron determinar que el infante era el encargado de aprovechar el descuido de las víctimas para llevarse las pertenecías, posterior las mismas eran entregadas al responsable de almacenarlas para que finalmente sean puestas a la venta.

El Coronel de Policia, además, dio a conocer que esto podría tratarse de un posible caso de trata de personas, en la cual los niños son obligados a delinquir. Estas acciones son sancionadas por el Código Orgánico Integral Penal con penas privativas de libertad de 10 a 13 años.

Casos

En uno de los patrullajes rutinarios que realiza la Policia, alrededor de las 23:00 en el centro de Ambato se ubicó a un niño de 12 años que guardaba en los bolsillos de su chompa pequeñas fundas de cocaína y marihuana, el infante estaba en medio de un grupo con actitud sospechosa que merodeaba por las calles Olmedo y Mera.

En otro operativo en el barrio El Mirador de Unamuncho, la Policía fue alertada de un robo cometido en el interior de una tienda a las 09:00, la causante de este hecho fue atrapada por el afectado, quien la siguió mientras ella intentaba huir con 300 dólares tomados de la caja. La niña tiene 11 años.

En estos dos casos los infantes fueron entregados a sus padres mediante un acta de entrega-recepción, pese a que fueron hallados con las evidencias. Los tutores hicieron el compromiso de estar más pendientes de sus hijos.

“Uno ya no se sabe que esperar, cómo vamos a sospechar de un niño, los padres deben actuar con más responsabilidad porque lo único que están haciendo es formar delincuentes”, señaló la ciudadana Clara Paz. (MR)