Ojos verdes

AGO, 27, 2018 |

Autoras: Sara Arteaga y Luisa Yágüez. Ilustraciones: Lucía Lupiañez Traducido al kichwa por Martha Quisintuña 

¡Por fin había llegado el verano! Alex se sentía muy feliz. Un día, al salir del colegio, fue directo a casa, caminando y jugando con su balón.
¡Chakiska killa chayashkami! Alexka kushillami kan. Shuk puncha, yachana wasimanta llukshishpaka tatkishpa,  paypa runpata haytashpa wasiman rirkka.
 

- ¡Hola mamá! –saludó Alex con alegría.
Imanalla mama – nishpami Alexka kushilla naparka.
 

- Hola Alex. ¿Qué tal en el colegio?
Imanalla alex. Allichu yachana wasipi kanki

- Hoy no tengo deberes, así que voy a salir al jardín a jugar ¿Puedo?
Kunanka mana ruraykunata charinichu, chaymanta sisapampapi pukllayman rikrini Usanichu.

- Pero acuérdate que…
Shinapashyuyarinki….

- Sííí mamaaaaaa, ya sé que no puedo saltar la cerca –contestó Alex.
Ari mamaaaaaa, ña yachani mana pirkata kallpana kani.

Aunque recibía todo el cariño y atención de sus padres, echaba de menos tener algún hermano o hermana y en tardes como esa, mientras jugaba solo, pensaba que su vida sería diferente teniendo hermanos o algún vecino de su edad.
Ashtawan paypa taytakuna kuyakpipash , mana pani, turita charishkamanta llakirikmi kan, paylla pukllaspaka, shuk turi mana kashpaka panita na kakpika shuk mashita charishpaka paypa kawsay allimi kanman yuyanmi.

Pateó el balón y pensó que fue un tiro perfecto. Le había dado tan fuerte que rompió la cerca.
Runpata haytashpaka alli haytay kan nishpami yuyan. Shinchita haytashpaka harkashka kaspikunata hakishka.


Fue a buscar la pelota y notó que algo se movía entre las ramas de un matorral... ¡Era un gato! Tenía unos enormes ojos verdes que le miraban fijamente con ternura.
Runpata mashkayman rikpika, yura ukukunapika imachari kuyushkami…¡shuk misimi kashka! Hatun wayllas ñawiwanmi kuyakllata kikushka.

- No tengas miedo gato, no voy a hacerte daño –le dijo– si quieres puedes acompañarme, quiero saber qué hay detrás de esos árboles. Y le puso un nombre: Rony.
misi ama nanchaychu, mana makashachu – nirkami – munashpaka ñukawan kanki, chay yurakunapa washapi ima tiyashkatami rikushanini. Shinaka Rony shutitami churarka.

Llegó a una pampa y miró a su alrededor, había llegado a otra casa muy grande. Se había concentrado tanto que no se fijó que había alguien mirándole desde la puerta. Se dio la vuelta con miedo y reconoció a esa persona. Era Max, el entrenador de basquetbol del colegio.
Shuk pampaman chayashpami muyuntinta rikurka, kutishuka hatun wasimanmi chayashka. chayllapi yuyarayakushpa mana rikushkachu punkupi sayashpa paypa rikirayakta. Manchashpalla tikrashpaka chay mashita riksirkami. Yachana wasipi basquetbol nishkata yachachik Max nishkami kashka.

- ¡Hola! Eres Alex ¿no? ¿Qué haces por aquí?
Imanalla! Alex chu kanki  imatak kaypi rurakunki.

- Hola, estaba buscando mi balón porque lo perdí detrás de la cerca de mi casa.
Imanalla, ñukapa runpatami mashkakurkani ñukapa wasi washapini chinkarka.

- ¿Te gusta todo lo que tengo plantado en el jardín? Acércate más, te enseñaré todo –dijo Max.
Ñukapa sisapampapi tarkushkata munankichu? Kishkiyay, tukuyta rikuchisha nishpami Max nirka.

- ¡Me tengo que ir! Es tardísimo y mi madre me castigará si no vuelvo –comentó Alex.
Rinami kani!! Yami chishi mana utka cahayakpika ñuka mama rimankami – nishpami Alex nirka.
 

- No te preocupes, puedes volver cuando quieras y así puedo enseñarte más cosas. Si quieres podemos plantar semillas juntos y las plantas que crezcan serán para ti. ¿Qué te parece? Será nuestro secreto.
kan ima puncha ushashkapi samunkilla chaypi tukuyta rikuchishallami. Kan munakpika ishkantin muyukunata tarpushun shinallatak wiñak yurakunaka kanmammi kanka. ¿allichu kanka? Ñukunchipa pakaymi kanka.
 

Al día siguiente, tal como tenía pensado, al llegar a casa salió corriendo al jardín con su balón. Detrás de la valla estaba esperándole otra vez el gato, que volvió a acompañarle a casa del entrenador, manteniéndose en la distancia. Esta vez, cuando Alex llegó al jardín de la casa, Max estaba en la puerta tomando una taza caliente de café.
Hayantin puncha, yuyashka shina, paypa rumpawan sisapampapi pukllaymanmi rirka. Kutinllatak pirka washapi misika shuyakushkami, sinami ishkatin pukllaykunata yachachikpa wasiman rirkakuna, karullami shuyarka. Kunanka Alex  sisapampaman chayakpika, Maxka kunuk mishki yakutami upyakushka.

- ¡Hola Alex! ¡Qué alegría verte otra vez por aquí! No sabía si volverías pero, por si acaso, he preparado unas cosas, te las enseño?.... –empezó Max a explicarle, mientras Alex le escuchaba atentamente–. Te he comprado un semillero donde puedes plantar las primeras semillas. Yo te enseñaré a plantarlas. ¡Acompáñame!
Imanalla!! Kutin kaypi rikushka kushillami kani!! Kutin samunkachushi yuyakurkanimi, shinapash imakunata rikunchinkapa charikunimi, rikusha ninkichu…-Maxka willayman kallarirkami, Alexka uyarayakurkami-. Shuk muyu wiñachinatami kanman rantirkani chaypikallari muyukunata tarpunki. Ñukapa imashina tarpunata yachachisha. ¡Haku ishtanti!

- Me tengo que ir, Max. Te prometo que intentaré volver todos los días que pueda, pero creo que mis padres me castigarán si se enteran que estoy aquí sin avisarles.
Rimani kani, Max. Kutishuk punchami shamunata rikukrini ushaypaka shinami rurasha, shinapash ñukapa yaya, mama paykunaman mana willashpalla shamushkamanta rimankami.

- Claro que sí Alex, vuelve cuando quieras, estaré esperándote. Y no te preocupes por tus padres, no estás haciendo nada malo. Nadie sabe que estás aquí y yo no se los voy a decir. Este será nuestro secreto ¿vale?
-ari alex, kan munashpa puncha shamunkilla, kaypimi shuyakusha. Kanpa yaya, mamamanta ama llakirichu, mana nima mana allita rurakunkichu. Kaypi kashkata mana yachankunachu, ñukapash mana willashachu. Kaymi ñukanchipa pakaykanka ari.

Una de esas tardes de juegos, de repente, Max estaba muy gracioso y cariñoso y propuso a Alex que jugaran a otra cosa, para no aburrirse y estar siempre jugando a lo mismo. Primero jugaron a hacerse cosquillas y luego hicieron una guerra de cojines. Se reían mucho y lo estaban pasando en grande. ¡Qué divertidos eran esos juegos nuevos! Al cabo de un rato, cuando más se estaban riendo, Max le pidió que jugaran a “tocarse y acariciarse debajo de su ropa interior”, primero tú y luego yo…
Suk chiniku kipa, may kushilla kakpi, Maxka shikillinapi ukupi kuyanakushun nirkami, kan kallarinki, kipa nuña….nirkami.

Era algo raro y sorprendente para Alex, nunca había jugado a eso con nadie. Alex se quedó con una sensación rara, no estaba seguro si era algo que le había gustado o no. Tuvo sensaciones totalmente nuevas, como de vergüenza, nervios.
Mana alli karkachu Alexka chaytaka mana pukllashkamichu nipiwan yuyarkami. Alexka,  mana munashpallami sakirirka, chayta munana mana kashpaka mana munanata na yacharkachu. Mushuk yuriyaykunatami charirka, pinki, manchaysimani hapishka.

Pasaron los días y ya no volvía tan contento a casa. Había algo que no le gustaba pero no sabía muy bien qué era. También se dio cuenta que el gato Rony cada vez estaba más cerca de él e, incluso, las últimas noches habían dormido juntos.
Punchakunaka katirkami, shinapash ña mana kushilla wasiman chayarkachu. Imachari mana mushkami tiyarka ashatawan mana yacharkachu ima kashkata. Shinallatak Rony nishka Misika ashtawanmi kishkiyarka, shuk tutakunapash ishkantimi puñurkakuna.

Por las noches, Alex empezó a tener pesadillas. Llevaba muchos días que estaba nervioso y le dolía mucho el estómago. En uno de esos sueños Rony le maullaba y susurraba al oído: “Alex, eso que hace Max no es un juego. Tú sabes que es peligroso y no es bueno, por eso te duele la barriga. Sientes asco y tienes cada vez más vergüenza y miedo. ¡NO podemos seguir guardando este secreto! ¡y tampoco podemos volver allí a jugar con él.
Tutakunaka, alexka tutakuna ayakunatami mushkurka. Tawka punchakunami manchashpalla, wiksa nanachishpa karka. Shuk tutaka chay muskuykunapi Ronyka allillata rinripimi nirka: Alex, chayta Max rurashkaka mana pukllaykanchu. Chayka mana alli kanchu, ¿mana upalla wakichishpa kapina kanchichu! ¡shinallatak mana paywan pukllayman tikrana kanchichu.

Sentía mucho miedo y vergüenza; tenía miedo de que le castigaran sus padres. Fue a la cocina con su gatito Rony. Se acercó dudando, con miedo, y su padre, al mirarle a los ojos, se dio cuenta de que algo le pasaba.
Manchay, pinkitami charirka; paypa yayakuna makanatami mancharka. Paypa Rony misiwanmi yanuna ukuman rirka. Manchashpallami kishkiyarka, shinapash paypa yayaka, ñawita rikushkapa, imachari mana alli kashkatami rikurka.

- Buenos días Alex. ¿Qué te pasa? ¿Estás bien? Estos días estás un poco distante.
Alli puncha Alex. Imatak tukunki? Allichu kanki? Kay punchakunaka karullami kanki.

- La verdad es que no estoy bien. Tengo que contarles algo –dijo mientras se ponía a llorar sin poder evitarlo. Sus padres ya notaban que Alex estaba raro, que últimamente se quejaba mucho de su dolor de barriga.
Mana allichu kani. Shuk willaytami charini –nishpami wakayman kallarirka. Alex shuk laya kashka ñami yayakunaka rikurkakuna, wiksananita kutinpi chariskatami rikurkakuna.

Sus padres le trataron con mucho cariño y comprensión, lloraron juntos pero no perdieron la calma y se pusieron manos a la obra.
Payapa yayakunaka kuyashpami chaskirkakuna, tukuymi wakarkakuna shinapash kashillami uyarkakuna.

Inmediatamente después, le llevaron al médico para que le viera y luego fueron juntos a hablar con unos policías que sabían especialmente hablar con los niños a los que les había ocurrido lo mismo. Todo esto fue muy difícil para Alex, pues tuvo que contarles a esas personas que no conocía todo lo que pasaba cuando iba a casa de Max, pero también era un alivio que alguien más lo supiese.
Chay kipaka, hanpiktami rikuyman rirkakuna shinallatak policías nishkakunawanmi rimariman rirkakuna kaykunami shina llakichishka wawakunawan rimarikkuna kashka. Tukuy kayakunaka shinchimi karka Alexmanka, shinapash  Maxpa wasipi tukuy ima tukushkatami willana karka chay mana riksishkakunaman, 

Algunas noches, en sueños, Rony y él hablaban. Ya se sabe que en los sueños todo puede ser posible… En esos sueños, Rony le ayudaba mucho calmándole y transmitiéndole que, poco a poco, todo iría mejor. Un día, después de que la casa de Max fuera puesta en venta y quedara vacía, sus padres le aseguraron que ahora podía estar tranquilo y que iban a llevarle a un sitio donde podría jugar, dibujar y hablar en privado con una persona, que sabía ayudar a los niños que habían pasado por lo mismo que él. 
Shuk tutakunaka, muskuypi Rony misiwan rimarinakuyta charikkuna karka. Ña yacharinmi muskuykunapika tukuy usharin…chay muskuykunapika, Ronymi yanapak, kasilla charishpa, allimantami allilla katinki nishpa. Shuk puncha kipa, Maxpa wasi chushuk, katuyman llukshikpi, paypa yaya, mama kunanka yami kashilla kayta ushanki  nirkakuna shuk kuskapi mana llakirishpalla pukllachun, tullpuchun shinallatak shuk mashiwan rimarichunmi pusashun nirkakuna paymi kutishuk wawakuna shinallatak tukukkunawan rimarishpa yanapan nirkakunami

Esa persona tenía los ojos verdes, igual que su gato Rony, es algo que le llamó mucho la atención. Era muy amable y poco a poco él fue ganando confianza y pudo contarle todo. Ella le aseguró que él no había hecho nada malo. Le explico cómo funciona el cuerpo humano y que todos podemos poner límites a los demás. Sobre todo que para tocar nuestro cuerpo, deben pedirnos permiso; y que nadie te puede obligar a hacer esas cosas cuando eres un niño.
Chay mashika wayllas ñawitami charirka, payapa Rony misi shina, paypa rikuyta kayarkami, allimi mashimi karka allimantami apanakushpakarka, shinami ima tukushka  willayta usharka. Paypa kanka imata mana rurarkankichu nirkami. Imashina ukku kashkatami willarka shinallatak imashina mana ninata. Ñukanchipak ukuta mana milchinata ushanchu nirkami nipipash mana munashkata rurachinkachu wawa kakpika nirkami.

Alex aprendió a decir “NO” cuando no estaba de acuerdo con algo y a decir lo que pensaba y lo que sentía con valentía.
Alexka “MANA” ninatami yacharka shinchi shinchi shayarishpa pay ima yuyayshkatami nirka.¿
 

BUSCA AYUDA
Defensoría del Pueblo: 
02 382 9 670
Fiscalía General del Estado: 
1 800 34 72 25
Dinapen: 
02 244 7070
Defensoría Pública del Ecuador: 
1800 33 33 67
Sistema Integrado
911
Patronato San José: 
099 678 3483

 

Más Noticias De Cuentos sobre Abuso Sexual

Piedras en el río

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | Piedras en el río Yakupi rumikuna.

Otro cuento de monstruos

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | Leonor Bravo, con ilustraciones de Manthra. Traducido por Martha Quilintuña

Kiko y la mano

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | La segunda entrega de La Hora de un cuento contra el maltrato infantil tiene un concepto de Grey Amsterdam, con ilustraciones de Punga.

GALERIA DE VIDEOS