Noticias   /   País

El decálogo para encarar la crisis

AGO, 21, 2018 | 21:01

Lenín Moreno, presidente del Ecuador.

Redacción, QUITO

El presidente Lenín Moreno anunció, mediante cadena nacional, una serie de medidas de austeridad que van en la vía de más recorte del gasto público, austeridad en la administración y transparencia de procesos. Además, se incluyen medidas de apoyo social y reactivación productiva por USD 1.300 millones.

Los principales aspectos se condensan a continuación. 

Reducción del tamaño del estado. La reducción de 25 instituciones entre ministerios, institutos y agencias y empresas públicas. Así, se eliminará el ministerio de justicia, el Instituto Especial Ecuatoriano, entre otros. Se fusionará el ministerio de Comercio Exterior con el de Industrias; y el SRI con las aduanas. Todo será un ahorro anual de USD 60 millones. Tame, CNT y Correos del Ecuador, mediante procesos de optimización, ahorrarán USD 350 millones.

Austeridad en el sector público. Los ministros pagarán los gastos de combustible, celular y no tendrán personal de seguridad. Se recortará en 30%, viáticos, compra de equipos, arrendamientos,. Y se venderán 1.000 vehículos. Con todo esto se ahorrarán USD 150 millones.

La suspensión inmediata de la contratación directa o bajo el uso del régimen especial representará un ahorro de USD 400 millones de dólares. 

Apoyo social. Aumentará la cobertura del programa ‘Mis mejores años’ a 18.000 s adultos mayores, con lo cual se llegará a 357.000 beneficiarios. Además, el Bono de Desarrollo Humano sumará a 34.000 familias más.

Mesa de diálogo para subsidios. Moreno decidió convocarla para encontrar los mejores mecanismos de focalización de subsidios. Un promedio de 3 mil millones de dólares anuales debe desembolsar el Estado, para cubrir el subsidio a las gasolinas extra, súper y eco.

Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, indicó que “el Gobierno debe tratar de ver dónde debe focalizar para compensar a los sectores sociales más vulnerables y al empresarial, que genera empleo”, dijo. Recordó, a la par, que en 2017 se vendieron 196 millones de galones de Súper, con un precio por barril de 45 dólares.

Danilo Albán, analista económico, dijo que la eliminación de los subsidios no debería entrar a debate. A la par, sostiene que antes que reducir el gasto público, se debe redireccionar esos montos hacia sectores en los cuales se puedan generar encadenamientos productivos. 

Punto para el debate: la propuesta de ley para recuperar capitales que se llevó la corrupción. La idea oficial supone entregar hasta el 20% de lo perdido a quien dé pistas ciertas... (JS)