Ivan es un superheroe

SEP, 01, 2018 |

Iván es un niño de siete años, de ojos profundos y color miel que examinan todo lo que le rodea.
Ivánka kanchis watata charik wawami kan, sumak ñawiwan, tukuy ima tiyashkata rikurayan. 

Todos los días juega con su perro Tragón, que es capaz de devorar desde un hueso hasta un pollo si se lo dejan.
Tragón nishka achkuwanmi tukuy puncha pukllan, payka shuk tulluta, atallpatapash mikuyta ushanmi sakikpika.

Pero Iván tiene un problema: su mundo se ha vuelto raro, feo. Cuando es de noche, unas sombras tenebrosas lo acechan, le tocan, le hacen sentir mal y le obligan a guardar secretos. Y aunque él se esconde bajo las sábanas, esas sombras lo lastiman.
Shinapash Ivánka shuk llakitamicharin: paypa kawsayka mana allichu kan. Tuta kakpika shuk manchaypa llantukunami katin, llamkanmi, ima tukushkakunata upalla sakirichunmi nin. Shinapash hatana ukupi pakatukukpipash, chay llantukunaka llakichinmi.

Ir a dormir no le gustaba, porque esas sombras lo perseguirían.
Puñuyman rinata mana munakchu kan, chay llantukuna katikkashkamanta.

Pero Iván también sabía que eso no podía continuar así. Hasta que un día tuvo una idea: fabricar con su imaginación una armadura como la de los caballeros del rey Arturo para que esas sombras ya no lo hirieran.
Shinapash chayka shina mana katinkachu nishpa Ivánka nikkarka. Shuk punchaka  yuyaytami charikka: shuk sinchi churanata kapak Arturonishkapa runakuna churashka layatami rurasha, shina llantukuna ña mana llakichinkachu yuyarkami. 

Esa armadura eran tan dura que ya ni podía abrazar a su mamá.
Chay churanaka shinchi karka shinapash paypa mamata mana ukllayta usharkachu.

–Esta idea no está resultando –decía Iván. Volvió a su cuarto, que era su centro de operaciones, y se le ocurrió una idea mejor.
-Chay yuyayka mana paktakunchu – nirkami Ivánka. Paypa puñuna ukumanmi tikrarka, chaypimi ima ruranakunata yuyarik karka, ukupi kashpaka shuk alli yuyayta charirka.

Fabricó con sus lápices de colores y una cartulina la máscara de la felicidad y le quedaba perfecta, por eso nadie se daba cuenta de si estaba triste o estaba llorando por las cosas que las sombras tenebrosas le hacían en la noche. Pero a la larga Iván se iba sintiendo más solo y triste.
Tullpuna kaspikunawan, raku pankawan kushiyarinapa mascara nishkatami rurarka, sumakmi sakirirka,  llantu tutakuna llakichishkamanta, llakikashka, wakakushkapash chay churashkaka mana yacharirk karkuchu. Shinapash Ivánka sapalla, llakimi yariyarka.

La máscara de la felicidad se convirtió en la máscara de la infelicidad. Tenía que haber otra solución e Iván se puso a pensar en ello. Pensó y pensó, pero las sombras tenebrosas seguían atormentándole.
Kushiyarinkapa mascara nishkaka, llakirinkapa mascarami tukurka. Kutishuk allichi tiyanami kan  nishpa yuyarishaka  ivanka yuyariman kallarirka. Yuyarirka, yuyarirka, shinapash manchay llantukunaka ñaharikurkallami.

Hasta que una tarde, su perro Tragón empezó a devorar el cómic del Capitán Sorprendente. Solo logró recuperar las páginas donde el Capitán Sorprendente diseñaba la nueva capa del valor.
Chisiyakukpi, paypa Tragón nishka achkuka Capitán Sorprendente nishka kamutami mikuyman kallarishka. Capitán Sorprendente chanita charinkapa shuk churana ruranata yachachik pankallatami kichuyta ushashka.

–Eso es –dijo Iván. –Gracias amigo Tragón. El perrito lo miraba con asombro.
-Shina- nirkami Ivánka. –yupaychani mashi Tragón nirkami. Añayaywan achkuka rikushpami sakirirka.

Al rato Iván salió con una capa y fue directamente donde su mamá y su abuelita a contarle todo lo que esas sombras tenebrosas le habían lastimado.
Chay kipaka capa nishka churashkami Ivánka llukshirka, tukuy imashima manchay llantukuna llakichishkushkatami paypa mama, hatunmamamanmi willarka.

Les contó también que esas sombras misteriosas le habían amenazado para que guardara el secreto. Y su mamá y su abuelita le creyeron todo.
Llantukuna ama willachun manchachishkakunatapash willarkami. Paypa mama, hatunmamaka tukuytami iñiyrka.

Iván entendió que su mejor decisión fue haber confiado en su familia para contar lo que las sombras tenebrosas le hacían.
Mana manchashpalla imashina llantukuna llakichishkata  aylluman willanami kashkami  nishpami Ivánka hamutarka.

Iván entendió que en estos casos no se debe guardar secretos.
Shina llakikuna tiyakpika mana upalla sakirinachu nishpami hamutarka.

 

BUSCA AYUDA
 

Defensoría del Pueblo: 
02 382 9 670
Fiscalía General del Estado: 
1 800 34 72 25
Dinapen: 
02 244 7070
Defensoría Pública del Ecuador: 
1800 33 33 67
Sistema Integrado: 
911
Patronato San José: 
099 678 3483

 

Más Noticias De Cuentos sobre Abuso Sexual

Piedras en el río

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | Piedras en el río Yakupi rumikuna.

Ojos verdes

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | ¡Por fin había llegado el verano! Alex se sentía muy feliz.

Otro cuento de monstruos

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | Leonor Bravo, con ilustraciones de Manthra. Traducido por Martha Quilintuña

Kiko y la mano

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | La segunda entrega de La Hora de un cuento contra el maltrato infantil tiene un concepto de Grey Amsterdam, con ilustraciones de Punga.

GALERIA DE VIDEOS