Geografía académica y escolar

OCT, 14, 2018 | 00:05 - Por FABIAN CUEVA

Fabián Cueva Jiménez

Es hora que el gobierno dé paso a la reparación y reconstrucción de muchas acciones equivocadas del régimen anterior, incluidas las educativas.  

En 2010,  después de 31 años, sin explicación oficial se concluyó con el convenio del Ministerio de Educación y  el Centro Panamericano de Estudios e Investigaciones Geográficas (Cepeige), para capacitar a docentes ecuatorianos de nivel medio en cursos nacionales e internacionales.

Desde 1977 se  efectuaron 34 eventos de posgrado; asistieron 649 de 20 provincias y de ellos 243 participaron en internacionales; se elaboraron 13 módulos de modalidad a distancia, con resultados positivos, cumpliéndose el compromiso de aplicar la Geografía Científica en las aulas, en respuesta a una corriente mundial para cambiar la visión estática del espacio geográfico por una de comprensión crítica del mundo.   

Alimentado por ese paradigma, la Geografía pasó de científica a escolar, era el camino y recurso más efectivo  para enfrentar positivamente los problemas personales de orientación y de conocimiento espacial, pues llegaba al análisis de problemas sociales: acceso a recursos naturales,  desigual ocupación de las tierras, problemas de vivienda, conflictos limítrofes, riesgos naturales, contaminación ambiental y movimientos poblacionales. 

Como disciplina de comprensión de la dinámica social, era necesario revertirlas a estudiantes en pleno desarrollo de  capacidades intelectuales: pensamiento formal, inteligencia reflexiva,  para esperar respuestas participativas en su entorno.

Para eso, había que eliminar la arcaica percepción de la Geografía y su enseñanza: libresca, memorística,  descriptiva y cambiar las estrategias metodológicas para aprender, razones de la poca atracción entre los alumnos y  de conceptos errados de los maestros.

Amerita un estudio minucioso para recuperar este sistema integral de “disciplinas naturales y humanísticas” denominada Geografía al aprendizaje escolar. El Cepeige, 45 años de éxitos científicos e institucionales elevados, es la entidad idónea.


[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]