De venganzas y devengantes

OCT, 18, 2018 | 00:15 - Por Pablo Izquierdo Pinos

Pablo Izquierdo Pinos

La formación continua forma parte de la vida de los médicos. La propia naturaleza de la profesión, los adelantos tecnológicos o científicos, hacen imprescindible optar por una especialidad.  ¿Qué es “devengar” una beca? “Derecho a una cantidad de dinero como pago por su trabajo”, no lo asumido: “trabajar el doble de tiempo para pagar una especialidad”. 

El Ministerio de Salud Pública (MSP) es la máxima autoridad regulatoria, pero la multiplicidad de leyes orgánicas, reglamentos, acuerdos, resoluciones -y sus interpretaciones- se contraponen formando un caos inconstitucional que perjudican al recurso humano y vuelve ineficiente al Sistema de Salud.

La Ley Orgánica de Educación Superior, vigente hasta agosto de 2018, expresaba: “En ningún caso se podrá devengar la beca o ayuda económica con trabajo”. Una reforma posterior elimina ese precepto y deja a libre interpretación en un confuso reglamento, que vulnera -aún más- derechos básicos. Los profesionales son sometidos a acuerdos, resoluciones y comités que los discriminan sin tomar en cuenta factores personales, sociales, etc.

Mientras, el MSP anunciaba una convocatoria para contratar especialistas extranjeros para el hospital de Portoviejo. Médicos becarios manabitas que “devengaban” en otras provincias pugnaban por regresar a trabajar a su tierra. 

A una radióloga con un niño enfermo se le quería forzar a trabajar en un lugar alejado. Amenazada con coactiva, tuvo que pagar 110 mil dólares. Hay hospitales en donde se contrató especialistas foráneos en lugar de “devengantes”, expulsados lejos y donde no existen las condiciones ni de infraestructura ni de equipamiento.

Una joven dirigente de la Asociación de Médicos Devengantes que reclamaba sus derechos, fue objeto de un comunicado oficial que la calificaba de “deshonesta” y “tendenciosa”, al estilo vengativo de la Secom. En ese pasquín no se desmiente con argumentos. Toman el camino de la ofensa y el insulto. Que esta pléyade de valientes jóvenes no contaminados por la politiquería  sigan el ejemplo de Tanca Marengo, Naranjo o Fierro, pioneros de la salud pública ecuatoriana. Un ejemplo de decencia, honradez y sentido común. 


pabloizquierdo7@gmail.com 
 

COMENTA CON EL AUTOR

pabloizquierdo7@gmail.com

Más Noticias De Opinión

Principio y temario para un diálogo

00:15 | | La palabra diálogo está en boga en el ambiente político nacional y se entiende como la única fórmula de encontrar caminos para la solución de los problemas que nos aquejan como sociedad.

Paz

00:10 | | En 1998, dos líderes del Medio Oriente firmaron un acuerdo de paz. Arafat y Netanyahu vieron en el cese de hostilidades la mejor forma de progreso para sus pueblos. Son ya 21 años y aún no existe paz en esos territorios.

El FMI nunca debió haber existido

00:05 | | Hace unos días se produjo  la asamblea del FMI y el BM. Dieron a conocer el informe sobre las ‘Perspectivas Económicas Mundiales’, ajustando a la baja la tasa de crecimiento global dejándola en 3% para 2019 y 3,4% para 2020 y, por cierto, nunca aciertan.