Los kichwas evocan el sentir del aya a través de la flauta

OCT, 21, 2018 |

CONOCIMIENTO. El ‘taita’ flautero Miguel Cumba transmite sus conocimientos a jóvenes runas de la comuna Morocho. (Foto: Sebastián Alvear/RPC)

La música runa motiva una función especial en el acontecimiento de la ritualidad kichwa.

La gran mayoría de cronistas de Indias señalan que en el mundo andino se celebraban, durante el transcurso del año, cuatro grandes fiestas, las cuales tenían estrecha relación con los eventos cósmicos y telúricos.


Pruebas evidentes de estas afirmaciones de los siglos XVI y XVII aún se las puede encontrar en absoluta vigencia en las seis etnias runas de Imbabura, que geoespacialmente están distribuidas en este orden: otavalos y kayambis (Otavalo), cotacachis e imantags (Cotacachi), natabuelas (Atuntaqui) y caranquis (Ibarra)”, señala el investigador Lenin Alvear, en el artículo ‘Comuna, flautas y flauteros’, publicado en la revista Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI).


Añade que esta multiplicidad de nacionalidades kichwas sostiene por siglos la práctica de un sistema complejo de conocimientos espirituales, productivos, estéticos y organizativos que, en su íntegra concepción, es un cúmulo de valiosa sabiduría.


Afortunadamente, en muchos casos, los detectores de estos conocimientos muestran hoy su preocupación por salvaguardarlos, a través de sus acciones y actividades.


El investigador señala que una de las fuentes primarias que alimenta la práctica esencial de la música, su entorno, su función y su ámbito espiritual es la relación constante con la memoria oral.


Y es que mediante esta invaluable herramienta simbólica, los oficiantes músicos runas logran interactuar con el animismo espiritual de sus instrumentos musicales y les tienen especiales consideraciones”.

Es una ritualidad


En el artículo, Alvear menciona que el ‘taita’ flautero Ángel Sánchez de Cotacachi, por ejemplo, en su éxtasis de interpretación, siempre conversa con su par de flautas, incluso sabe que él no toca, sino que más bien se convierte en un instrumento gobernado por el aya o espíritu de las flautas. De modo semejante, en Natabuela, el flautero Rafael Moreta enseña que para iniciarse en su oficio hay que visitar con devoción una vertiente específica, a cierta hora de la noche, para recibir generosamente la virtud de consagrase como flautero oficiante de la comunidad.


Asimismo, en Caranqui, el ‘taita’ Manuel Yacelga aprendió de sus mayores a recibir el don de flautero mediante la paciencia. “Es así que esperó que el invierno le trajera un aguacero para buscar el sitio donde se formaba un remolino de agua. Ahí , en el momento preciso, hundió sus manos y recibió el poder de la música”, dice el autor del libro.


Entonces, prosigue, desde la construcción vivencial de estos testimonios, no es difícil llegar a comprender la importancia horizontal que tiene la oralidad en el sostenimiento y la argumentación conceptual del discurso runa. Además, es una herramienta activa que alimenta la práctica comunitaria respecto a su ritualidad y la pervivencia de su cosmovisión.

En busca de la salvaguardia


En el cantón Cotacachi se creó, hace unos años, el Colectivo de Investigación y Arte Popular Waruntzy, en busca de consolidar la voluntad por la salvaguardia y el trabajo etnomusicológico. Este puso en marcha el proyecto: ‘El retorno de los flauteros: ritualidad colectiva kichwa’, que fue el ganador en un concurso para salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial.


Este plan se centra en la flauta como elemento vivificador de la práctica social comunitaria. Su permanencia debe ser comprendida seriamente como estratégica, ya que este singular instrumento es capaz de generar aportes muy valiosos en pos de la protección de temas que no se vinculan solo con la música, sino que despiertan del letargo a los grandes relatos latentes en la memoria de etnias runas del Ecuador.


Alvear escribe que el objetivo es intervenir en el aporte a la custodia de las ritualidades guiadas por los flauteros en las comunidades runas de la Sierra norte de Ecuador. Esto mediante acciones que pongan en valor el patrimonio inmaterial de las poblaciones participantes, además de fomentar y reactivar el interés de los jóvenes, para que se apropien de sus manifestaciones identitarias con un cabildeo permanente. (CM)

MÚSICA. Un flautero de la comunidad de Kaluquii con campanillas. (Foto:Waruntzy, Músico/banda)

Los secretos de la fabricación


°  El flautero Alfonso Quezada, habitante de la comunidad Ashambuela, indica que el carrizo “se debe cosechar cuatro días antes o después de Luna tierna”. Luego hay que hacerlo secar por cinco meses a la sombra de un árbol alto y frondoso como el aguacate, la guaba o el arrayán.


El investigador cultural Lenin Alvear manifiesta que las principales variedades de bambú que se requieren para la elaboración de una flauta ‘zuku’ profesional se encuentran en los pisos ecológicos del subtrópico oriental, occidental, en los valles secos y junto a la cuenca del Mira.


En la confección, este instrumento es acuñado con símbolos pertinentes a su cosmovisión, como las constelaciones de la Cruz del Sur y el Cinturón de Orión, que juegan un papel específico durante todo el decurso del año.

El ‘zuku’, un antiguo instrumento


°  En torno a las flautas se despliega un complejo y avanzado sistema de relaciones sensoriales y espirituales.


La flauta traversa, como se la denomina en occidente, se llama ‘zuku’ en el mundo runa, pero cuando está en ejecución, animando los rituales, los participantes la identifican con el apelativo poético de ‘mishky zukus’, que traducido sería ‘carrizos de la dulzura’.


Esta sencilla evocación refleja en la práctica la actitud de afecto y respeto que sus ejecutantes tienen por este antiguo instrumento. Organológicamente, la flauta ‘zuku’ es un instrumento musical aerófono de soplo, se construye de carrizo y de tunda.   

Características
De los intérpretes

° Los flauteros se comunican con su instrumento y entablan diálogos cargados de emotividad.
° En estas conversaciones se manifiesta un verdadero animismo en las flautas.
° En la tradición oral, los espíritus animeros de las flautas pueden ser masculinos o femeninos.
° Los espíritus expresan actitudes semejantes a las que define la identidad de casa género.
°Las razones espirituales demandan del flautero un alto conocimiento, pues se constituye en el maestro oficiante de la ritualidad comunitaria.

Más Noticias De Intercultural

Riqueza gastronómica ecuatoriana en un solo libro

| Las 98 recetas tradicionales ecuatorianas constituyen una pequeña muestra de la diversidad existente en el país.

Quito tiene instrumentos ancestrales que alientan en los rituales

| Son conocidos como mama pingulleros o mamacos, dependiendo del sitio donde se desempeñen.

Chinos realizaron sus ritos ancestrales en el cementerio de Quevedo

Domingo, 18 de noviembre de 2018 | | La Sociedad de Beneficencia de la colonia china le rindió homenaje a sus muertos.

Pueblos amazónicos comparten su gastronomía

Sábado, 17 de noviembre de 2018 | | Los ingredientes de sus recetas son propios de los bosques, las chacras y los ríos de la zona.

Esmeraldas, invitada especial de la Feria del Libro

Viernes, 16 de noviembre de 2018 | | Esta provincia ha compartido con todo el país su literatura, el talento de sus escritores, la cultura y la diversidad.

Pescadores de Canoa garantizarán conservación de productos

Viernes, 16 de noviembre de 2018 | | El producto de la pesca será debidamente conservado e incluso se ha dado apertura para que se incluyan pescadores individuales en este proceso y en la comercialización.

La apicultura es una alternativa para los tsáchilas

Jueves, 15 de noviembre de 2018 | | Esta actividad requiere atención, cuidado y dedicación, los conocimientos deben ser adquiridos paulatinamente.

Colección precolombina se guarda en el museo Víctor Alejandro Jaramillo, en Otavalo.

Miércoles, 14 de noviembre de 2018 | | Más de 2.500 piezas arqueológicas se exhiben al público en la casa del ilustre otavaleño.

Zuleta pinta sus bordados en el barrio central

Miércoles, 14 de noviembre de 2018 | | Los bordados de las mujeres de Zuleta, plasmados en blusas, camisas, toallas, manteles…, que demuestran su talento, creatividad y habilidad.

La mocahwa, una vasija que aún usan kichwas de la Amazonía

Martes, 13 de noviembre de 2018 | | Los indígenas de esta zona fabricaban sus propios recipientes. Les servía para el consumo de la chicha.

Cantoras esmeraldeñas estarán en el festival de Loja

Lunes, 12 de noviembre de 2018 | | Los arrullos, chigualos y alabaos serán incorporados en la obra Antígona In Exilium.

Ecuador, potencia gastronómica con raíces ancestrales

Lunes, 12 de noviembre de 2018 | | La feria ‘Latitud Cero’ arrancará el próximo 19 de noviembre y se extenderá hasta el día 21. Reunirá a 30 chef nacionales y extranjeros para realizar talleres culinarios, reuniones sobre negocios gastronómicos y un mercadillo de productos típicos ecuatorianos.

Juegos ancestrales se muestran en Otavalo

Domingo, 11 de noviembre de 2018 | | Hoy es el último día de esta actividad ejemplar y única, que reúne a los pueblos indígenas de la Sierra.

Las bandas de pueblo, legado de identidad y cultura

Sábado, 10 de noviembre de 2018 | | Los sonidos y ritmos de estas agrupaciones populares son parte del registro sonoro de la capital del Ecuador.

Las mujeres también aprenden a tocar la marimba en los grupos culturales de la nacionalidad Tsáchila

Viernes, 09 de noviembre de 2018 | | Son pocas las damas tsáchilas que tocan este instrumento, pero cuando lo entonan, su presencia brilla.

Víctor Sisa, artesano que fabrica y entona el arpa en Píllaro

Miércoles, 07 de noviembre de 2018 | | La música nacional y la elaboración de instrumentos son un legado cultural importante en Tungurahua.

Relato: Nunkui ‘vistió’ con vegetación vital la tierra de los shuaras

Martes, 06 de noviembre de 2018 | | Los dioses acabaron con la falta de comida de este pueblo. Así lo informa el Libro de Cuentos y Leyendas de la Amazonía.

‘Wiñana’ potencia el tejido con equidad y tradición

Lunes, 05 de noviembre de 2018 | | Producen blusas y guayaberas con modelos basados en la cosmovisión lojana. Buscan ser marca nacional.

GALERIA DE VIDEOS