Secciones   /   Variedades

La tranquilidad también depende del color de los ambientes

NOV, 08, 2018 |

LOCACIONES. El verde es el color de la naturaleza por excelencia. Su presencia relaja, serena, calma y oxigena como las plantas. (Foto: pixabay)

Los colores cálidos, que pueden ir desde el magenta hasta el amarillo verdoso, siendo el rojo el más cálido, dan sensación de positivismo, alegría, fuerza, diversión, calor. Los tonos fríos, aquellos que van desde la gama verde más amarillento hasta el violeta pasando por el azul, transmiten tranquilidad, serenidad, amplitud, lejanía y la sensación de frío, asegura Gabriela Mármol, asesora de color de una empresa local fabricante de pinturas.

Entonces, manejando estos conceptos, se puede aplicar los tonos propicios en los ambientes y así ayudar a controlar el estrés, un mal que padece la gran mayoría de la población. Por ello es importante tener un espacio en la casa o la oficina donde podamos, con ayuda del color, tener tranquilidad, descansar o ejecutar una actividad placentera, reitera la asesora.

Si quieres dar vida al área social de tu vivienda, que comprende la sala, el comedor y la cocina, conviene agruparlo en uno solo y proporcionarle colores cálidos y armoniosos, porque es precisamente allí donde hay reuniones y se socializa.

En cuanto a los dormitorios, cuartos de estudio, que son zonas privadas dedicadas al descanso o estudio y que merecen mucho respeto, la recomendación es combinar los matices, direccionando siempre a la personalidad gustos de quien o quienes lo utilizan. (CM)