Las mujeres también aprenden a tocar la marimba en los grupos culturales de la nacionalidad Tsáchila

NOV, 09, 2018 |

Labor. Miriam es una de las mujeres que entona la marimba.

Son pocas las damas tsáchilas que tocan este instrumento, pero cuando lo entonan, su presencia brilla.

Redacción SANTO DOMINGO DE LOS TSÁCHILAS

La música ha sido parte de la vida de los tsáchilas desde tiempos ancestrales; aún se habla de instrumentos como las flautas, que eran hechas con huesos de animales cazados por los mismos pobladores. 

La naturaleza se refleja en sus temas musicales. Cada vez que realizan una presentación no pueden faltar los sonidos de la lluvia y la marimba que guía el ritmo. 

En la actualidad, hombres, mujeres y niños forman parte de los grupos melodiosos que entonan en diferentes presentaciones, dando a conocer su riqueza cultural. 

Pero las mujeres no solo danzan en los eventos, también entonan instrumentos como el bombo, el tambor, el sonido de la lluvia e incluso la marimba, este último muy pocas lo tocan. 

Miriam Calazacón es una de las pocas mujeres que entona la marimba. Ella trabaja en el Centro Turístico Mushily, ubicado en el kilómetro 7 de la vía Santo Domingo - Quevedo, margen izquierdo. 

En el lugar, además de ser guía, de elaborar artesanías, tejer y otras actividades, también es parte del conjunto musical. 

Artesanías. Otras de las labores es realizar las artesanías para los turistas.

Marimba 
Desde los 17 años, Miriam aprendió a tocar la marimba, ahora tiene 19. Para ella, aprender a tocar este instrumento fue un poco complicado, pues hay que tener concentración y utilizar el oído para captar las melodías. 

Esta dama mencionó que antes era prohibido que una mujer pudiera manipular la marimba. Decían que solo las ‘machonas’ hacían esa actividad, pero en la actualidad ese machismo ha ido quedando atrás y ya hay damas que pueden hacerlo. Miriam manifestó que hoy en día no hay esas discriminaciones. (CT)

Otro caso 
° Melina Calazacón desde pequeña integra grupos culturales y desde los 10 años de edad entonaba la marimba junto con su abuelo Liborio. Señaló que él siempre tocaba este instrumento y ella escuchaba, así, fue aprendiendo poco a poco.