Mentiras centenarias

NOV, 10, 2018 | 00:10 - Por CARLOS FREILE

Carlos Freile

A raíz de la serie de escándalos ocurridos por la presencia de un impresentable señor en la Embajada del Ecuador ante Su Majestad Británica, se ha comparado la vergonzosa actuación de los diferentes implicados ecuatorianos con la tan mentada “Venta de la Bandera”. Todos conocemos la fábula, convertida por arte de repeticiones reiteradas y centenarias en Historia Oficial, Indeleble e Inmodificable; no hace falta contarla de nuevo. La documentación auténtica, no la fabricada con fraude y falsificación por los enemigos del Gobierno de la época, demuestra que no hubo tal “Venta”, como tampoco beneficio económico para los “perpetradores de tamaña ofensa a la dignidad de la Patria”. 

De aquí podemos partir para reflexionar sobre el tan manido tema de que “la verdad de la Historia la imponen los vencedores” (con alguna excepción muy ilustrativa). En primera instancia los periodistas partidarios del liberalismo radical, luego los militantes de esa tendencia y sus intelectuales orgánicos, maestros, novelistas, historiadores, mantuvieron la vigencia de la fábula hasta el día de hoy, de tal manera que ahora todos la aceptan como dato inconcuso de la Historia Nacional. 

¿Con el asunto de la Embajada en Londres y su molesto huésped pasará lo mismo? ¿Se impondrá al final la versión oficial? Esta viene de la década cancerígena y responde a los intereses de los dueños del país en ese entonces, pero como muchos tenemos la sospecha de que esos personajes mantienen su dominio, poco a poco la narración será la que sirva a los titiriteros adueñados del poder, a la larga vencedores en esta lucha por el dominio de la verdad. 

Sin una voluntad firme no será posible transmitir a las nuevas generaciones una versión no oficial de los acontecimientos de esa “década ominosa”, tomando el término de la Historia de España, expresión que se adecúa perfectamente a la nuestra: prepotencia, absolutismo, desprecio por las libertades, negociados, corrupción, bajo la guía de un felón. ¿La versión correísta  de la Historia se convertirá en mentira centenaria? 


[email protected]
 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]