La momia de Guano guardaba sorpresas

ENE, 31, 2019 |

Estudios. Philippe Mulier junto a investigadores del INPC toma muestras de la Momia de Guano.

Un escáner médico permitió descubrir la verdadera causa de muerte y saber que no era un religioso.

Varias sorpresas arrojaron los resultados de los exámenes que Philippe Charlier, científico forense francés, realizó entre el martes  y miércoles a la momia de Guano, que fue traída desde Chimborazo hasta Quito, con las respectivas medidas de bioseguridad.

Que no es un fraile como se ha mencionado, que tenía poliartritis (reumatismo simultáneo o sucesivo en varias articulaciones) y que murió a consecuencia de una infección, fueron los principales descubrimientos realizados tras ser sometida a un examen de escáner médico en la Universidad San Francisco de Quito (USFQ).

“Los muertos son un libro abierto, son importantes para comprender a los vivos… son como embajadores”, expresó Charlier, quien llegó a la capital invitado por la Alianza Francesa, para dictar hoy, a las 17:00, una conferencia sobre ‘La muerte no es el final, medicina legal e historia’ en el marco de ‘La noche de las ideas’, que reúne a voces francesas e internacionales para debatir sobre grandes temas de este tiempo.

Conservación. La momia de Guano ha estado en una urna y presenta todavía cierto tipo de textiles alrededor de su cuerpo.

Los descubrimientos
“Lo que se sabe desde ayer es que la causa de la muerte fue una infección masiva bucal que se extendió a la piel, a la sangre y al cerebro”, afirmó el investigador francés. Esa infección pudo haberle causado abscesos de 2 a 3 cm y la hinchazón de las mejillas, con grave sufrimiento. Ahora las investigaciones se orientarán a determinar las causas de la infección.

EL DATO
Las tzanzas (cabezas reducidas), práctica de los shuaras, también serán analizadas gracias al convenio entre el Ministerio de Cultura, el INPC y el museo Quai Branly de París.
Los exámenes practicados, en los que también participaron investigadores del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), permitieron saber de la poliartritis deformante en los dedos gordos de pies y manos que tenía la persona que vivió a finales del siglo XVI. Esta enfermedad, señaló el experto francés, se origina en el continente americano y después se extendió a otros continentes. 

La vestimenta de la momia no tiene nada que ver con la que usaban los frailes de ese siglo, por lo que “no hay nada que muestre que haya sido un fraile o una persona perteneciente a una orden religiosa”. La momia viste una especie de doble camisa con botones de lino, mientras que los religiosos usaban prendas confeccionadas con yute, una tela tosca, aseveró.
 

La acompañante
Junto a la momia de Guano se mantiene una rata, que a decir de Charlier, “es como una invitada estrella”, pero que no tiene un vinculo directo con la muerte de esa persona. Anunció que el roedor también será estudiado para determinar si fue vector de plagas.

Tras tomar las últimas muestras de piel, tejido y vestimenta de la momia, que pesa menos de 20 kilos y mide aproximadamente 1,60 m, el especialista, reconocido a escala mundial por haber investigado los restos de Hitler, Juana de Arco y otros, destacó la buena conservación de la misma. Asimismo, dijo que llamó la atención el que la hayan encontrado en posición vertical, sin ataúd y sin ofrendas. “Es una sepultura atípica. A nuestros ojos esta posición es totalmente sobrenatural”, y “como médico legista, antropólogo y arqueólogo, trataré de entender, de manera práctica y cartesiana, el pasado de la momia”. (CM)

En busca de la edad
° Para saber exactamente la fecha de la muerte de la persona que hoy se la conoce como la momia de Guano, se realizará, en el país, un examen de ADN que permitirá conocer su origen geográfico; mientras que las pruebas de carbono 14 y de los tejidos, que se ejecutarán en el museo de Quai Branly en París, determinarán la fecha de su muerte. Todos estos resultados se conocerán dentro de seis meses, indicó el director del INPC, Joaquín Moscoso.

Mientras que Philippe Charlier explicó que los estudios se orientarán también a descubrir y entender los ritos funerarios de la época, para lo que contará con la participan de científicos, antropólogos sociales, etiológicos y de historia de la religión. 

Historia
° Hasta la actualidad se decía que la momia, que fue encontrada en 1949, en lo que quedó del convento de la Asunción de Guano, tras el terremoto de Ambato, eran los restos del franciscano español Fray Lázaro de Santofimia.