Inevitable FMI

FEB, 16, 2019 | 00:05 - Por Víctor Cabezas

Víctor Cabezas

El déficit fiscal, o sea, la diferencia entre los ingresos y egresos del Estado, es un lastre que no nos deja avanzar como sociedad. Tener todos los meses un hueco de necesidades que no podemos pagar se ha vuelto una pesadilla para el Gobierno. Esto, además, trae graves consecuencias para el país, pues nos impide hacer algo fundamental: planificar y crecer a largo plazo. 

Pensemos en familia. Si los ingresos mensuales son de quinientos dólares y los gastos suman setecientos, esa familia tiene déficit y, por tanto, no puede ahorrar para los estudios de sus hijos, no puede provisionar para pagar una vivienda propia, tampoco puede irse de vacaciones responsablemente, o sea, no puede pensar a futuro, pues solo se concentra en llegar a fin de mes y financiar el siguiente. 

El déficit nos condena a que la gestión pública se centralice en el financiamiento y en el dolor de cabeza de la deuda, dejando de lado el desarrollo y los objetivos de largo plazo, no necesariamente por negligencia sino por la inefable y efectiva presión de los números rojos.

Parece inevitable que el Gobierno irá al FMI y se presentará un programa económico que nos permita tener una hoja de ruta clara para recuperar nuestra sostenibilidad. No será fácil, partiendo porque los ecuatorianos llevamos años asociando al FMI con una institución perversa promotora del capitalismo salvaje. 

Desde la ciudadanía podemos contribuir con el Gobierno, al opinar sin prejuicios. Podemos criticar al FMI y a la política del Gobierno. Sin embargo, oponerse al FMI por el solo hecho de que “es el malvado FMI” resulta falaz. Descalificar a la persona, no a los argumentos o al programa solo reforzará esa vieja costumbre del debate sin contenido que, a la larga frenará nuestro desarrollo como sociedad. 


vdcabezas@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

vdcabezas@gmail.com

Más Noticias De Opinión

Un Estado fallido

00:40 | | El régimen de Nicolás Maduro tiene, finalmente, de qué vanagloriarse: ha  logrado convertir a Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, en una nación sin gasolina donde la población puede pasar días en cola para adquirir el combustible.

El doctor Julio César y la vejez

00:35 | | Se ha vuelto un oxímoron hablar en el Ecuador de políticos honestos. “Yo quisiera que ella llegue a mi edad. No pueden decirme que soy viejo y ladrón”.

Un sitio en la historia

00:30 | | Cinco años de ausencia, silencio e injusticia. Un paro cardíaco puso fin a más de medio siglo de diplomacia de Diego Cordovez Zegers, quiteño nacido en 1935, de gran reputación, influencia y credibilidad a nivel nacional y mundial.

Lenín, ¿eres tú?

00:25 | | Dos años de gobierno y para mí solo hay una cosa clara: Lenín es un maestro de la política. Cuando fue vicepresidente de Rafael Correa, era una figura bonachona, dedicado a las causas sociales y poco embarrado en la política diaria.

La resta es mayor que la suma

00:20 | | Nunca consideré que Cristina Kirchner fuera una mala candidata, ni dije que es la figura opositora que más le conviene a Mauricio Macri. Siempre afirmé lo contrario.

Verdades a medias

00:15 | | El reino de la mentira es una matriz que direccionan los políticos con sus decisiones y omisiones; la reproducen al camuflar hechos y tapar nombres cuando la corrupción campea.

Yunda: defensa y aliados

00:10 | | La historia luminosa de Quito no tiene por qué detenerse en el oscuro reduccionismo con el que el articulista Juan José Illingworth culpa a Quito y victimiza a su ciudad para precautelar todo flujo económico direccionado a su molino.

Leer a Marx no daña a nadie

00:05 | | Carlos Marx no puso bombas, no hizo fusilar a nadie, no mandó a nadie a campos de concentración ni los obligó a expatriarse, tampoco propuso la estatalización burocrática y policial de la sociedad.

COLUMNISTAS