RIP Supercom

FEB, 20, 2019 | 00:05 - Por Pablo Escandón Montenegro

Pablo Escandón Montenegro

Las reformas a la LOC se sancionaron y la Supercom, esa institución que nació como una viveza criolla, desaparece. No se extingue bajo la ignominia de sus acciones pasadas, sino que deja este entorno comunicacional estatal con datos importantes para el desarrollo mediático del país.

El día que se sancionó la reforma a la LOC, el equipo técnico de la Supercom entregaba el primer estado real de los medios de comunicación, luego de un monitoreo de cuatro meses a los medios inscritos en Cordicom. Mientras en la Asamblea le daban los santos óleos, en la Universidad Andina los funcionarios exhalaban esperanza.

La Supercom transparentó su acción, su metodología y sus resultados. Es la foto que nunca quisieron tomar. Era mejor hacer pequeños retratos de los feos, de los malcriados, de los patanes, de los que nos hacen quedar mal, para globalizar, para generalizar y decir así son todos. Con esta exhalación de la Supercom tenemos sus últimas palabras, tan duras y precisas como la confesión de un agonizante: “Esta es la realidad de los medios”, sin ensalzar ni denostar. La transmisión de entretenimiento es altísima en la televisión abierta, pero ese tipo de programas no son producidos por realizadores nacionales: la mayoría son enlatados de las décadas pasadas. En las radios, el entretenimiento musical es lo que prima.

¿De qué industria cultural hablamos en el país? ¡La publicidad sí es producción nacional! Es publicidad, no contenido que cambia a la sociedad, sino que reafirma el mercado y el capital.

Esto nos dejó la Supercom, que al final de su gestión, como el ladrón bueno, se arrepintió de lo que hizo y demostró que una buena cabeza podía haber dejado una mejor herencia a la sociedad. Tantos años de mal trabajo y de un nacimiento errado, fueron su tumba.


pescandon@gmail.com
 

COMENTA CON EL AUTOR

pescandon@gmail.com @pabloescand

Más Noticias De Opinión

Un Estado fallido

00:40 | | El régimen de Nicolás Maduro tiene, finalmente, de qué vanagloriarse: ha  logrado convertir a Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, en una nación sin gasolina donde la población puede pasar días en cola para adquirir el combustible.

El doctor Julio César y la vejez

00:35 | | Se ha vuelto un oxímoron hablar en el Ecuador de políticos honestos. “Yo quisiera que ella llegue a mi edad. No pueden decirme que soy viejo y ladrón”.

Un sitio en la historia

00:30 | | Cinco años de ausencia, silencio e injusticia. Un paro cardíaco puso fin a más de medio siglo de diplomacia de Diego Cordovez Zegers, quiteño nacido en 1935, de gran reputación, influencia y credibilidad a nivel nacional y mundial.

Lenín, ¿eres tú?

00:25 | | Dos años de gobierno y para mí solo hay una cosa clara: Lenín es un maestro de la política. Cuando fue vicepresidente de Rafael Correa, era una figura bonachona, dedicado a las causas sociales y poco embarrado en la política diaria.

La resta es mayor que la suma

00:20 | | Nunca consideré que Cristina Kirchner fuera una mala candidata, ni dije que es la figura opositora que más le conviene a Mauricio Macri. Siempre afirmé lo contrario.

Verdades a medias

00:15 | | El reino de la mentira es una matriz que direccionan los políticos con sus decisiones y omisiones; la reproducen al camuflar hechos y tapar nombres cuando la corrupción campea.

Yunda: defensa y aliados

00:10 | | La historia luminosa de Quito no tiene por qué detenerse en el oscuro reduccionismo con el que el articulista Juan José Illingworth culpa a Quito y victimiza a su ciudad para precautelar todo flujo económico direccionado a su molino.

Leer a Marx no daña a nadie

00:05 | | Carlos Marx no puso bombas, no hizo fusilar a nadie, no mandó a nadie a campos de concentración ni los obligó a expatriarse, tampoco propuso la estatalización burocrática y policial de la sociedad.

COLUMNISTAS