Secciones   /   Farándula

Valeria Guerra, Miss Piel Dorada, rumbo a México a representar al país

ABR, 06, 2019 |

RESIDENCIA. Valeria Guerra su niñez y adolescencia la vivió en Tonsupa. (Foto: Cortesía)

GUAYAQUIL • Valeria Guerra nació en Quito, pero su niñez y adolescencia la vivió en Esmeraldas, donde tuvo la  oportunidad de participar en  varios certámenes de belleza. Fue reina de Tonsupa, Atacames y, posteriormente,  logró  la  corona de la  provincia de Esmeraldas.  

No obstante, para Guerra uno de sus máximos logros fue haber conseguido la corona de Miss Piel Dorada, por lo que busca, con el  mismo entusiasmo, realizar una buena representación en el concurso internacional que se llevará a cabo el  20   de abril en Chiapas,  México.

“Mi gente de Esmeraldas, especialmente de Tonsupa,  está muy contenta  y yo, muy agradecida por el apoyo brindado. He cerrado ese capítulo del certamen nacional y ahora estoy centrada en lo que será el evento en México. En cuanto a mi participación,  estoy con  muchas expectativas y con la predisposición de dar lo mejor por mi país. El año pasado la corona se quedó en Ecuador y espero repetir la hazaña”, señaló la joven de 20 años.
 

Preparativos
Guerra ultima los detalles de la indumentaria que lucirá antes y durante el concurso, por lo que se puso en manos de la diseñadora Paola Godoy. Mientras que el traje típico y de noche estará a cargo de la modista Rebeca Mendoza. Adelantó que este tendrá mucho colorido y un turbante que representa la cultura de Esmeraldas.

EL DATO
Valeria Guerra administra un negocio familiar en Esmeraldas.
“En el traje nos hemos empeñado mucho, porque quiero llevar una buena representación y la mejor manera de  hacerlo es  proyectando las bondades de mi tierra”, señaló Guerra, quien además de su incursión en los certámenes, estudia  Gerencia de Empresas en la Universidad Espíritu Santo de Guayaquil.

Guerra ha conseguido disputar algunos títulos y no descarta postularse  en un futuro como candidata a Miss Ecuador.  

Por ahora está centrada en el certamen de México y luego de eso busca retomar sus estudios. “Los certámenes de belleza demandan tiempo, el Miss Ecuador está pendiente y para eso tengo que seguir preparándome”, agregó la soberana, quien pese a no haber nacido en Esmeraldas dice sentirse un 90% de esa ciudad.  “Y digo un 90%, porque a veces se me sale un poco el acento de la Sierra. Tal vez para que no me olvide de esa tierra hermosa que me vio nacer, que es Quito, pero disfruto más del calor, sabor y gastronomía que brinda la  tierra verde”,  enfatizó Guerra. (JCL)