Secciones   /   Variedades

Balnearios naturales de Tena convocan al turista

ABR, 18, 2019 |

Tena es una ciudad bañada por los ríos Tena y Pano. Pertenece a Napo. Cuenta con una diversidad de atractivos naturales y otros tantos por descubrir en cada una de sus parroquias.

Excursiones, observación de aves, balnearios de agua dulce y comida típica se recomienda para los grupos familiares que llegan a este paraje en busca de conocimiento, descanso y diversión.  Por su lado, los aventureros aprovechan la rápida corriente del río Jatunyaku, por ejemplo, para practicar rafting, kayak, tubing; hay quienes prefieren ascender o descender entre cascadas (canyoning). El itinerario se adecua de acuerdo con los gustos de cada persona o grupo.

Tena se caracteriza por la presencia de afluentes que alimentan los ríos Tena y Pano, los mismos que en su recorrido han formado playas, lagunas y cascadas, que son aprovechadas como balnearios naturales. 

Con una adecuada orientación es fácil llegar al sitio escogido y disfrutar de sus aguas cristalinas. Desde el centro de la ciudad se emprenden caminatas, si prefiere, se puede usar bicicleta o taxis.

Para visitar los rincones escogidos se recomienda buscar información en las agencias de turismo que operan en la zona. Hay paquetes turísticos de uno o más días. Aquí algunas recomendaciones de lugares para disfrutar. (CM)

En la ciudad
El malecón San Juan de los Dos Ríos es un sitio de obligada visita. Se puede disfrutar de sus aguas, aprovechar las zonas de descanso y compartir con los niños en las áreas infantiles. (turismo.gob.ec)

La playa de Misahuallí
A 35-40 minutos de Tena está Puerto Misahuallí, un balneario de arena blanca al filo del río Napo. Está rodeada de grandes árboles, donde habitan unos traviesos monos capuchinos que se han adaptado a la presencia humana. Además es el puerto de salida y llegada de embarcaciones que brindan servicio de transporte y turismo.  Foto: (gadprpuertomisahualli.gob.ec)

Caídas de agua
A 12 km de Tena, en la vía a Misahuallí, está la entrada a las cascadas de Latas. Son cuatro caídas de agua, la más grande de 10 m de altura, a la que se llega después de un recorrido de 20 minutos aproximadamente. En el trayecto se observan toboganes naturales que el agua ha pulido a su paso. Al final, un refrescante baño es la recompensa. Foto: (ec.viajandox.com)

Hacia Las Sogas
En el barrio San Antonio, en el Tena, está el balneario Las Sogas, al que se llega después de una buena caminata. Se caracteriza por tener una extensa playa y aguas cristalinas del río Tena Foto: (Facebook Tena Turístico)

Laguna Azul
A 21 km de Tena, siguiendo la vía Pano-Talag, donde se unen los ríos Jatunyaku y Waysa Yaku, se asienta el complejo turístico, en el que hay cuatro piscinas naturales, con paredes de piedra labradas naturalmente con el paso de los años. La profundidad va de los 2,5 m a 3,5. Son aptas para un buen baño refrescante, con las debidas seguridades. Foto: (ame.gob.ec)