Ecos de excelencia

ABR, 25, 2019 | 00:05 - Por ROSALIA ARTEAGA

Rosalía Arteaga Serrano

Me alegra escribir sobre temas positivos, aquellos que engrandecen el espíritu de todos y lo colman de satisfacción. Uno de ellos es la premiación que, desde hace 11 años, realiza la Fundación para la Integración y Desarrollo de América Latina (Fidal), para reconocer y estimular el trabajo que hacen los docentes ecuatorianos e iberoamericanos.

Consciente del papel que ellos cumplen en la sociedad, la premiación de Fidal constituye un emotivo  espacio para la reflexión y también para valorar el trabajo tesonero y diario de innumerables maestros de las diferentes latitudes, en su afán por impartir conocimientos, por perfilar actitudes y hábitos que transformen el entorno de los educandos para el bien de sus respectivas sociedades.

En esta edición, un profesor cuencano y una profesora mexicana del Estado de  Chiapas, obtuvieron los preciados galardones, y lo hicieron en medio del entusiasmo y de un desborde de emociones de todos. 

Cada uno de los participantes está consciente  de que, si bien son necesarios los implementos de la modernidad y unos espacios adecuados para la labor de la docencia, mucho más importantes son la pasión que ponen los maestros, su superación constante, su perseverancia, su entrega, su capacidad de dación y su creatividad.

La fiesta de la educación se instala en Ecuador de la mano de la Fundación, concomitantemente con la celebración del Día del Maestro, que en abril se hace presente para premiar a la más importante de las profesiones, aquella que tiene como materia prima los cerebros y el civismo de los niños y de los jóvenes. 

Una profesión cuyos miembros  siempre aspiran  a días mejores para su labor y para para todas la comunidades donde se desempeñan con abnegación.


rosaliaa@uio.telconet.net


 

COMENTA CON EL AUTOR

rosaliaa@uio.telconet.net

Más Noticias De Opinión

Adiós a Julio César Trujillo

00:15 | | Luego de cumplir a plenitud  sus deberes cívicos para con su Patria, ha fallecido Julio César Trujillo, presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio.

Juventud divino tesoro

00:10 | | Así la llama en su poema Rubén Darío. Viene al caso al contemplar la imagen y actuación de Juan Guaidó en Venezuela.

Memoria histórica

00:05 | | Belisario Betancourt (1908-1981) es uno de los presidentes de Venezuela más reconocidos por su defensa de la democracia y sus dotes intelectuales que le hicieron escribir valiosos libros, como “Hombres y villanos” (Grijalbo, Caracas, 1987).