Secciones   /   Farándula

Archie Harrison, el bebé real que cautiva al mundo

MAY, 09, 2019 |

REALEZA. Archie fue presentado ante sus bisabuelos, junto a sus padres y abuela materna. (Foto: @theroyalfamily)

Redacción LONDRES

AFP

Archie, tal cual y no como diminutivo de Archibaldo, es el nombre que Enrique y Meghan eligieron para su bebé, el nuevo miembro de la familia real británica que el mundo pudo entrever ayer, durmiendo en brazos de su padre. “El duque y la duquesa de Sussex están encantados de anunciar que llamaron a su hijo Archie Harrison”, anunció el palacio de Buckingham. Una elección inesperada, con un toque marcadamente estadounidense, que se aleja de los nombres clásicos utilizados tradicionalmente por la familia real británica.

El pequeño llevará el apellido de Mountbatten-Windsor, que combina el de la reina Isabel II y el de su esposo Felipe, lo que indica que los padres optaron por no darle un título nobiliario.

Enrique y Meghan, quienes desde que se casaron en mayo de 2018 han sido vistos como una pareja moderna que quiere escapar a las convenciones, hicieron este muy esperado anuncio después de presentar al pequeño a la Reina. 

En una fotografía difundida en la cuenta Instagram de los duques de Sussex se puede ver a la monarca, de 93 años, y a su marido, de 97, mirando sonrientes a su octavo bisnieto, en brazos de Meghan que está junto a su madre, Doria Ragland, y el príncipe Enrique.

Visiblemente emocionada, la exactriz estadounidense de 37 años había aparecido horas antes ante la prensa en el St George’s Hall del Castillo de Windsor con un sencillo vestido camisero blanco sin mangas, altos zapatos de tacón ‘nude’ y el cabello suelto.


Lazo familiar
El nacimiento de Archie da un nuevo impulso al heredero al trono británico, el príncipe Carlos, que cada día toma un poco más el relevo de su madre, Isabel II.
A sus 70 años, Carlos encabeza una dinastía fuerte, formada por sus dos hijos, Guillermo y Enrique, y sus cuatro nietos, lo que permite a su clan ocupar los siete primeros puestos en la línea sucesoria. Con sus respectivas esposas, sus hijos y él forman cada vez más el núcleo duro de la familia real británica, haciendo sombra a sus hermanos, Anna, Andrés y Eduardo.