Amanecerá y se verá

MAY, 13, 2019 | 00:02 - Por MANUEL CASTRO M.

El desplome económico y la crisis humanitaria de Venezuela es evidente: millones  emigran sin destino y   frente a la falta de libertades, de empleo, ausencia de alimentos y medicinas en esa nación, cuya responsabilidad recae en sus gobiernos revolucionarios bolivarianos, del ayer país rico y próspero. 


La indolencia de Maduro, Diosdado Cabello y los demás miembros del cartel gobernante (narcos, militares deshonestos, oportunistas) causa repulsión por su prepotencia y ceguera, pues cierran los ojos frente al sufrimiento de todo un pueblo, simplemente para mantenerse en poder y gozar de sus prebendas, sin respetar la Constitución, leyes y Derechos Humanos (aumentan los muertos y detenidos sin juicio por la represión policial frente a la resistencia popular).


 Indignación causa la hipocresía y fanatismo ideológico de ciertas figuras de la izquierda latinoamericana. López Obrador, presidente de México, no tiene nada que decir, bajo el pretexto de la no intervención, cuando Venezuela se cae a pedazos, su pueblo es asesinado y oprimido. Solo la verdad es revolucionaria pensará mientras su misma nación tambalea por su sectarismo socialista. 


Mujica, ejemplo de revolucionario, de humanista, afirma que no “hay que ponerse delante de las tanquetas” que atropellan a los manifestantes venezolanos” y “que no hay que salir a la calle para no exponerse”. Seguramente a este ilustre marxista se le acabaron la razón y el corazón.


 Según  organismos internacionales, Venezuela en lo económico caerá el 25% en el 2019, que la narco corrupción campea, que ciertos movimientos terroristas se refugian en ese país, que la corrupción es general, que su crecimiento económico es hasta menor que en los países africanos, que no se fomenta la producción por falta de capacidad, ausencia de las políticas liberales y de profesionales que han dejado esa nación.


Cuadro desgarrador, que el imperialismo ruso, la dictadura turca, el silencio chino, por defender sus intereses geopolíticos y mercantilistas no quieren aceptar. Los venezolanos repiten el dicho popular: amanecerá y se verá. Se verá que Maduro sigue en el poder. 
[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]