¿Democracia?

MAY, 24, 2019 | 00:05 - Por EDUARDO F NARANJO C

Eduardo F. Naranjo C.

En el planeta se busca “la democracia” como modelo de coexistencia humana, que implica un gobierno que “representa” al pueblo, respeto a los derechos, creación de leyes para preservar la libertad e impulsar justicia social, sin embargo, son contados los países en el mundo que merecen esta etiqueta. 

Aquí, donde políticos y medios hablan en nombre santo de la democracia, se constata un flagrante irrespeto a la Constitución y sus leyes, se han pasado por encima de todo, han hecho lo que han querido y podido, en función de cumplir lo que les ordenaron desde el norte, dando vergüenza ajena.

La libertad de expresión tan reclamada antes, es vulnerada palmariamente, eliminando a todos aquellos que tienen un criterio diferente, cortando voces plurales, pero al menos en el medio digital no logran acallar la pluralidad y se puede percibir criterios diferentes que permiten visiones certeras y balanceadas.

Espeluznante lo que vivimos, aún más cuando la ayuda del FMI es clásica, apretar a los trabajadores, bajar impuestos a los grandes capitales y flexibilizar el sistema bancario para realizar las movidas adecuadas, que según ellos salvaran al país de la crisis a la que la condujeron los ineptos.

Motiva pena escuchar gente aparentemente inteligente expresarse ciegos de pasión sosteniendo “supuestos”, que les contaron y dejando de lado hechos que señalan a los nuevos ricos y que, para salvarse del juicio de la historia, fraguan unión con cavernarios, para intentar el próximo periodo de gobierno tener favor y para eso entregaron todo, a cambio la oferta de armar binomio poniendo de vicepresidenta a una ministra del actual régimen, es una política de circo. Un ilustrado abogado señaló públicamente todas las violaciones a la Constitución y la Ley, pero no trasciende nada. 


 eduardofnaranjoc@gmail.com
 

COMENTA CON EL AUTOR

enaranjo@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Día Mundial del Refugiado

00:45 | | Abandonan sus familias, sus amigos y trabajos, sus escuelas y sus países huyendo de la violencia, las injusticias, los conflictos sociales y políticos, la persecución y las guerras, y de formas abiertas o enmascaradas de opresión.

Solo queremos un país seguro

00:40 | | Soy el segundo de doce hermanos de los mismos padres. Mi infancia fue bonita, hasta que un día llegó a nuestra finca un grupo armado al margen de la ley.

Hola, hijo…

00:35 | | Mi Dios te bendiga y te proteja. Espero estés bien. Ya estás hecho un hombre. Sabes, te echo de menos todo el tiempo. Más que mi hijo, eres mi compañero.

Sin fronteras

00:30 | | Hace aproximadamente 15 años llegué a Ecuador, dejando todo atrás: la escuela, amigos, familiares, mi casa, mi pueblo, mi país, mi todo.

Juntas

00:25 | | Las Mujeres Unidas del Pacífico somos 21 mujeres adultas de diversas edades que nos agrupamos para sobrellevar las distintas afectaciones emocionales (ansiedad, estrés, alteración del sueño, entre otras) provocadas por haber tenido que salir de nuestro país de origen...

Tenemos derecho a rehacer nuestra vida

00:20 | | El 13 de noviembre de 2018 llegué a Tulcán como refugiado después de huir de Colombia.

No hay último destino

00:15 | | Aún hoy me cuesta creer que fui desplazada por segunda vez. Salí de Colombia en 1975, a los 19 años, con toda mi familia a Venezuela, que en ese momento era el país que ofrecía más oportunidades.

La perfección de los caracoles

00:10 | | No pertenecer a ninguna parte es la sensación del migrante o refugiado en el país que lo recibe, pero antes, también fue un extraño sin cabida en el país del que salió. 

Luz de esperanza

00:05 | | Mi historia como refugiada es algo que nadie quisiera vivir. Nunca podré olvidar ese 2 de agosto de 2012.

COLUMNISTAS