Noticias   /   País

Penitenciaría en zona de guerra

MAY, 31, 2019 | 11:02

Tensión. Durante la riña en la Penitenciaría, los familiares de los reos vivían su drama en exteriores.

Noticias Relacionadas

Redacción GUAYAQUIL

Un total de 6 personas fallecidas y varios  heridos dejó una riña entre reos registrada ayer en la Penitenciaría de Litoral,  en Guayaquil.  De estos, cinco fueron identificados, y un incinerado, está en calidad de NN. El hecho sucedió alrededor de las 10:00, cuando familiares se alistaban para la visita.

Los jueces de la Unidad Judicial Cuartel Modelo, en 2 audiencias de flagrancia, dictaron prisión preventiva contra los PPL Marco E., Marvin Q., Luis G. y Bolívar C. por los 6 fallecidos.

Se conoció que algunos de los lesionados  fueron trasladados hasta el Hospital Universitario en ambulancias del ECU911 y Cuerpo de Bomberos.

Ante el hecho, ayer por la noche, el Gobierno anunció que remueve a su director, Luis Alfredo Muñoz, y en su reemplazo pone a Héctor Reyna Vivar. Esto, tras expresar su solidaridad ante los familiares de las víctimas.

Muñoz, cuando aún ejercía como director, relató que la gresca empezó cuando  un interno del Pabellón 2 atacó a otro del 5: “El problema  se debe a confrontaciones entre bandas. Son venganzas internas. Los fallecidos eran de diferentes pabellones, tres de estos, de mínima peligrosidad. Quiero aclarar que este caso no tiene que ver con los fugados días atrás”.

Ramiro Ortega, comandante de la Zona 5, indicó que tras conocerse el incidente,  la Policía tomó el control con más de 500 uniformados: “Hicimos una requisa y se decomisó armas de fuego y armas blancas, entre otros objetos corto punzantes”.
 
Minutos de terror         

Todo empezó en el Pabellón 5 cuando 12 reos buscaban celda por celda a sus  víctimas. María (nombre protegido) relató que se encontraba visitando a su esposo en el  Pabellón 6 cuando la banda irrumpió el encuentro de forma violenta. Los insultos y disparos agitaron el ambiente y la desesperación se apoderó de los  visitantes y detenidos. En cuestión de minutos, el complejo  se volvió un caos en medio de detonaciones, sangre, gritos y  empujones.


reos se fugaron la madrugada del lunes.
“Entraron a matar. Por la forma que invadieron buscaban a alguien,  dijeron el nombre, pero no lo recuerdo.  Unos guías empujaron la puerta para que no ingresen, pero fue en vano. Lo  que hice fue pedir a Dios que no me pasara nada, corríamos, algunas se caían, otros pisaban a las mujeres mientras intentaban escapar, todos queríamos salvar nuestras vidas”, señaló la mujer, quien tuvo que esconderse debajo de una cama.   
 
Un abogado, que se hallaba en el área de visitas, contó que los furibundos detenidos llegaron hasta esa sala, tumbaron la puerta y procedieron a sacar a un reo, el  mismo que al parecer incineraron afuera. “Las puertas que supuestamente tienen seguro se abrieron fácilmente. Ellos entraron a buscar a una persona, se notó.  Fue un ambiente de terror.  Muchos se escondieron en otros departamentos”, dijo el abogado.
 
Incertidumbre


En los exteriores de la cárcel,  familiares de los encarcelados ocasionaban disturbios y exigían  información. También  solicitaban la presencia de militares, que luego llegaron al sitio.

La Policía controlaba los ánimos de un grupo de mujeres, entre ellas menores  de edad, que lanzaban  piedras en  señal  de protesta. Pasadas las 13:00, arribó un camión con más  ayuda policial para calmar a la multitud, mientras un helicóptero sobrevolaba en la zona.  

Se observaba la salida de camionetas que trasladaban colchones manchados de sangre; esto,  en medio del llanto e incertidumbre de la gente, que buscaban saber si entre los fallecidos y  heridos se encontraban sus parientes.

Zoila R. contó entre lágrimas que  minutos antes de reportarse el motín, estaba en contacto por celular con su primo,  pero luego la conexión se cortó. Ella temía que entre las víctimas se encontrara su allegado: “Queremos que nos informen, estamos desesperados. Siempre es lo mismo, no sé cuándo vayan a parar estos actos. No hacen nada para impedirlo”.

Este suceso sería el segundo hecho mortal en menos de dos semanas y en la misma prisión. El 19 de mayo,  una riña dejó dos muertos. En esta ocasión, el crimen ocurrió en  el Pabellón 3, cuando uno de los internos recibió dos impactos de bala en la cabeza, mientras que el autor de los disparos fue apuñalado en venganza por otros prisioneros.

Las revueltas se registran en el marco del Decreto de Excepción firmado por presidente Lenín Moreno. En torno a esto, Muñoz  señaló que “desafortunadamente la emergencia se decretó hace pocos días y  los efectos no se pueden notar en al menos 30 días”. (SJMS/JCL)

Defensoría del Pueblo

La Defensoría del Pueblo del Ecuador, ante los reiterados hechos de violencia en la Penitenciaría del Litoral, manifestó en un comunicado que: “Los hechos de violencia que han dejado varios fallecidos son consecuencia del hacinamiento y la inexistencia de una política gubernamental de seguridad, que ha sido advertida con anterioridad por parte del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, de la Defensoría del Pueblo, que ha recomendado una intervención integral en el sistema que permita atender las necesidades de esta población” y pidió que se garantice “la integridad de las personas privadas de libertad y toda aquella que ingrese a los centros”.

Más Noticias De País

Luisa Valverde: Del alcoholismo a la lucha olímpica

Sábado, 30 de enero de 2021 | | Alcohólica entre los 11 y 14 años, la ecuatoriana Luisa Valverde, de 30 años, aspira clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio en lucha olímpica y dar ejemplo a los más jóvenes para que se aparten d