Noticias   /   Economía

50% de compras públicas no pasaban por el sistema legal de contratación estatal durante el correísmo

JUN, 06, 2019 |

AHORRO. En 2018 se logró reducir 222 millones de dólares, según la directora de Sercop.

Silvana Vallejo, directora general del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), explicó que en la línea de garantizar una mayor calidad del gasto público, se ha logrado reducir el ‘régimen especial’ (un solo proveedor) al 21,4%; mientras el ‘régimen común’ (dos o más proveedores) ahora alcanza el 78,6%.

Esto es importante porque, sobre todo, en el periodo 2013-2017, el 73% del total de procesos de contratación pública tenían un solo proveedor. “Se estaba utilizando, en promedio, 50% en contratación de ‘régimen especial’, y 50% en ‘régimen común’. Es decir, el ‘régimen común’ no era muy común, y el ‘régimen especial’, que debía ser de excepción, no terminó siendo de excepción”, señaló la funcionaria.

Esto provocó que se pague por bienes y servicios hasta ocho veces el precio de mercado, debido a que con un solo proveedor lo que se consigue son valores similares a un monopolio. Mientras, con dos proveedores, el ahorro es del 10 al 15%. Con tres proveedores en adelante, se ha conseguido economizar del 30% hasta el 70%.
 

¿Corrupción?
Además, Vallejo recalcó que el sistema de un solo proveedor no tenía ningún tipo de control. “Cuando hablo de ‘régimen especial’ me refiero a que los abusos sucedieron por fuera del sistema oficial de Contratación Pública. El Sercop no participó en la supervisión, no controló y se le informó después”, aseveró.

EL DATO
El gasto en compras públicas pasó en los últimos dos años del 7% al 5,4% del PIB.
Por esto, desde hace dos años se han comenzado a implementar varias medidas, que de la mano de la reducción del ‘régimen especial’, ha provocado que de enero a abril de 2019 se haya podido generar un ahorro de 107 millones, lo que representa 29 millones más que en el mismo periodo de 2018.

La meta para este año es cerrar un ahorro total de, al menos, 450 millones. Para esto, se ha emitido una resolución para limitar la contratación directa, otra para que los presupuestos de compras se limiten a precios de mercado. También se han implementado seguridades automáticas para que el sistema no permita licitaciones con un solo proveedor, se ha racionalizado el catálogo electrónico y se ha emprendido una extensa capacitación de los funcionarios públicos.

Asimismo, están pendientes las reformas a la Ley de Contratación Pública que serán incluidas en la llamada Ley de Fomento Productivo 2. (JS)