Secciones   /   Farándula

‘Speed’, una de las mejores cintas de acción

JUN, 09, 2019 |

PAREJA. Keanu Reeves y Sandra Bullock mostraron una gran química en ‘Speed’. En 2006 protagonizaron ‘La casa del lago’.

Este largometraje confirmó a Keanu Reeves como una estrella y lanzó a la fama a Sandra Bullock. 
 

DAVID ALMEIDA GARCÍA

El buen Keanu Reeves es una de las estrellas de cine de acción de todos los tiempos gracias a cuatro películas: ‘Punto de quiebre (1991), ‘Speed: Máxima velocidad’ (1994), ‘Matrix’ (1999) y ‘John Wick’ (2014). Precisamente hoy vamos a hablar del segundo título, que este 10 de junio celebra 25 años de su estreno en la pantalla grande.


‘Speed: Máxima velocidad’, además de ser una de las cintas más vistas de 1994, marcó el debut como director de Jan de Bont, quien fue el director de fotografía de ‘Duro de matar’ (1998), que está en el puesto 2 de la lista de las 25 mejores películas de acción de todos los tiempos, de la IMDB, por detrás de ‘Terminator 2’ (1991). Por cierto, en esta selección, ‘Speed’ se ubica en la casilla 11.


Además, ‘Speed’ obtuvo tres nominaciones al Óscar, en categorías técnicas, y ganó dos, a Mejor sonido y Mejores efectos de sonido. Por otra parte, la Asociación de Críticos de Chicago candidatizó a Sandra Bullock como Mejor actriz revelación.


Es que ‘Speed’ también fue el vehículo con el que esta actriz se hizo un nombre en Hollywood, pues tras esta película le llovieron contratos. Incluso llegó a ser, por un tiempo, la ‘reina de las comedias románticas’, desbancando de ese honor a Julia Roberts. 

La película


Su trama es tan sencilla, que en uno de los capítulos de la serie animada ‘Los Simpson’, Homero, el patriarca de la familia, la calificó como la película en el que “el autobús no podía ir más despacio”.


Es que la fórmula de ‘Speed’ es la misma de ‘Duro de matar’ (‘Die Hard’), solo que esta vez el escenario es un bus de pasajeros.


En la película de Bruce Willis, que dirigió John McTiernan, unos terroristas se hicieron con un edificio, en el que pusieron bombas y secuestraron a mucha gente, pero un policía muy vivo altera sus planes.


En ‘Speed’ sucede lo mismo, solo que esta vez Keanu Reeves es el agente antibombas que se sube al transporte, intenta desactivar el explosivo, se hace novio de la chica linda que debe conducir el vehículo, porque el chofer fue herido por accidente… y al final todo sale bien, eso sí, después de habernos comido las uñas en el desarrollo. 


A esto hay que agregarle la química entre Reeves y Bullock, y que el carismático Dennis Hopper hizo de villano. 

Un éxito sin igual 


¿Y por qué ‘Speed’ es tan buena? Ya se mencionó. Tiene a Reeves, Bullock y Hopper, aunque debemos agregar también las destacadas participaciones de Joe Morton y Jeff Daniels, quienes ponen su parte. 


Pero en el plano serio, hay que darle mucho mérito al guion de Graham Yost, la dirección a mucho pulso de Jan de Bont y a la fotografía de Andrzej Bartkowiak. 


Eran los años 90’ y las cosas se hacían todavía a ‘la vieja usanza’, pues no había los efectos visuales generados por computadoras (CGI). Ahora, lamentablemente, se abusa de ellos. Como ejemplo vemos la saga ‘Rápidos y furiosos’, que goza de popularidad, pero carece del encanto que posee ‘Speed’. 


Además, uno de los éxitos de ‘Speed’ es un inicio infartante, en la tensa escena del ascensor de un edificio de decenas de pisos. En esa secuencia, que dura lo justo, nos permite conocer a casi todos los personajes, de una manera muy bien lograda. No todos los directores tienen ese don. 


También los personajes están muy bien estructurados. Sabemos que son predecibles, pero se ajustan a todo el producto. No hay sorpresas, a pesar de que hay un alargue que es un tanto forzado. 


Y qué más da, no todas las películas son redondas, pero cintas como ‘Speed’ son maravillosas, porque hasta ahora nos siguen gustando, pese a que envejecen (como nosotros). Hay que aceptarlo, si vemos que la están pasando en la TV, pues nos la repetimos. Eso es un hecho. 

VILLANO. El recordado Dennis Hopper (1936-2010) interpretó al expolicía Howard Payne.

Una fórmula que no pasa de moda 


°    ‘Duro de matar’ se volvió una cinta modelo. Es que muchas películas de acción copiaron su fórmula, como ‘Speed’. 


Y son tantos los títulos, que por ahora solo mencionaremos a algunos de la siguiente forma: ‘Duro de matar 2’ es lo mismo que la primera, pero en un aeropuerto. ‘Pasajero 57’ (con Wesley Snipes) es lo mismo que ‘Duro de matar’, pero en un avión. ‘Peligro inminente’ (Steven Seagal) es igual, pero en una barco militar. ‘Muerte súbita’ (Jean Claude Van Damme) es una copia, pero en un coliseo y ‘Ataque a la Casa Blanca’ (Gerard Butler) es más de lo mismo, pero en la Casa de Gobierno de Estados Unidos.


 

El papel de Traven era para Tom Cruise o Tom Hanks, luego se pensó en Wesley Snipes, pero por sugerencia del hijo de un trabajador del estudio se eligió a Reeves. 
 
Igualmente, el papel que hizo Bullock en un inicio no era para ella, sino para Halle Berry, incluso Ellen DeGeneres.
En el guión original Harry (Jeff Daniels), el compañero policía de Jack Traven, sería cómplice del peligroso terrorista Howard Payne (Dennis Hopper).

DIRECTOR. Jan de Bont en un tras cámaras de ‘Speed: Máxima velocidad’.