Nuestro real desequilibrio

JUN, 12, 2019 | 00:15 - Por La Hora Diario

Tal vez podamos “respirar” mejor en los próximos meses. A eso apunta el hecho de que Ecuador acaba de hacer una exitosa emisión de bonos para “reperfilar” su deuda, con recomprar el 78% de los Bonos 2020, según el Ministerio de Economía. En 18 puntos se redujo el riesgo país.  Y los mercados internacionales e inversionistas respondieron positivamente a la reapertura de Bonos 2029.  Se logró un alivio fiscal, siempre según ese Ministerio, al evitar el pago de 1.500 millones en marzo de 2020. 

Todavía no tenemos una práctica democrática plena, y sigue habiendo sectores de nuestra sociedad que están dispuestos a sacrificar parte de sus libertades en aras de un mayor confort. Hay un alejamiento manifiesto de la ciudadanía respecto de las ideologías de antaño. Se cumple ahora, como nunca antes, la máxima marxista de que “la praxis es el criterio de la verdad”. La crisis económica que hace diez años nos acechaba, ahora es palpable.  Basta con poner sobre la mesa los pronósticos de crecimiento del PIB.

Esto revela que el mundo de la economía es más fuerte que el de la política. Mirado el escenario ecuatoriano en su conjunto, no son pocos los compatriotas a los que una información como esta despierta algo de optimismo, aunque  no recibimos noticias tan alentadoras del lado de la política. Tampoco desde el sistema judicial, pues los verdaderos culpables de la catástrofe siguen tan campantes y no solo fuera del país. Hay un enorme desequilibrio en las maneras de convivir y de cohesionarnos social y políticamente. Lo cual no deja de ser peligroso.


Es evidente que detrás de muchas actitudes puritanas hay mucha suciedad escondida”. Maurice Sendak Escritor estadounidense (1928-2012)

La paciencia es una virtud calumniada, quizá porque es la más difícil de poner en práctica”. Sigrid Undset Escritora danesa (1882-1949)

COMENTA CON EL AUTOR

info@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Día Mundial del Refugiado

00:45 | | Abandonan sus familias, sus amigos y trabajos, sus escuelas y sus países huyendo de la violencia, las injusticias, los conflictos sociales y políticos, la persecución y las guerras, y de formas abiertas o enmascaradas de opresión.

Solo queremos un país seguro

00:40 | | Soy el segundo de doce hermanos de los mismos padres. Mi infancia fue bonita, hasta que un día llegó a nuestra finca un grupo armado al margen de la ley.

Hola, hijo…

00:35 | | Mi Dios te bendiga y te proteja. Espero estés bien. Ya estás hecho un hombre. Sabes, te echo de menos todo el tiempo. Más que mi hijo, eres mi compañero.

Sin fronteras

00:30 | | Hace aproximadamente 15 años llegué a Ecuador, dejando todo atrás: la escuela, amigos, familiares, mi casa, mi pueblo, mi país, mi todo.

Juntas

00:25 | | Las Mujeres Unidas del Pacífico somos 21 mujeres adultas de diversas edades que nos agrupamos para sobrellevar las distintas afectaciones emocionales (ansiedad, estrés, alteración del sueño, entre otras) provocadas por haber tenido que salir de nuestro país de origen...

Tenemos derecho a rehacer nuestra vida

00:20 | | El 13 de noviembre de 2018 llegué a Tulcán como refugiado después de huir de Colombia.

No hay último destino

00:15 | | Aún hoy me cuesta creer que fui desplazada por segunda vez. Salí de Colombia en 1975, a los 19 años, con toda mi familia a Venezuela, que en ese momento era el país que ofrecía más oportunidades.

La perfección de los caracoles

00:10 | | No pertenecer a ninguna parte es la sensación del migrante o refugiado en el país que lo recibe, pero antes, también fue un extraño sin cabida en el país del que salió. 

Luz de esperanza

00:05 | | Mi historia como refugiada es algo que nadie quisiera vivir. Nunca podré olvidar ese 2 de agosto de 2012.

COLUMNISTAS